Cerrar Publicidad (10s)

Más de 40 rivales europeos del servicio de compras de Google instaron el lunes a los reguladores antimonopolio de la UE a utilizar las normas tecnológicas recientemente adoptadas para garantizar que la unidad de Alphabet cumpla con una orden de la UE de 2017 destinada a permitir más competencia en su página de búsqueda.

La Comisión Europea multó a Google con 2.330 millones de dólares hace cinco años y le dijo que dejara de favorecer su servicio de compras.

Posteriormente, la empresa afirmó que trataría su propio servicio de compras igual que el de sus competidores cuando estos pujaran en una subasta por los anuncios en el cuadro de compras que aparece en la parte superior de una página de búsqueda.

También te puede interesar: Meta presenta sus publicitados lentes de realidad mixta Quest Pro

Sin embargo, en una carta dirigida a la jefa de antimonopolio de la UE, Margrethe Vestager, las 43 empresas, entre las que se encuentran la británica Kelkoo, la francesa LeGuide Group, la sueca PriceRunner y la alemana Idealo, afirmaron que la propuesta era jurídicamente insuficiente y no les había llevado a beneficiarse de las subastas de anuncios.

La disputa ante el monopolio

"La Comisión debe reabrir el espacio en las páginas de resultados de búsqueda general para los proveedores más relevantes, eliminando las Unidades de Compras de Google que no permiten la competencia, sino que conducen a precios más altos y menos opciones para los consumidores y a una transferencia injusta de los márgenes de beneficio de los comerciantes y los competidores CSS a Google", indicaron las empresas en la carta a la que tuvo acceso Reuters.

También puedes leer: Miles de personas salen a las calles de París para protestar por el alza de los precios

Las siglas CSS hacen referencia a los servicios de comparación de compras.

Dijeron que el mecanismo de Google incumple la Ley de Mercados Digitales (DMA, por sus siglas en inglés), las nuevas normas de Vestager destinadas a frenar el poder de los gigantes tecnológicos, que se aplicarán en mayo del próximo año.

"La incrustación prominente de unidades de compra por parte de Google es una infracción prima facie de la prohibición de la DMA de favorecerse a sí mismo", afirmaron.

"Teniendo en cuenta el nuevo e inequívoco marco jurídico, ha llegado el momento de cumplir lo que se dice. Es necesario poner fin de forma efectiva al caso más importante en el centro de las peticiones de la DMA", afirmaron las empresas, procedentes de 20 países europeos.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Etiquetas:
Cargando más noticias...