Cerrar Publicidad (10s)

Irán dijo el domingo que cuatro presos murieron y 61 resultaron heridos en un incendio ocurrido un día antes en la prisión de Evin, en Teherán, y la televisión estatal emitió un video que aparentemente mostraba que la calma había vuelto a las instalaciones.

El poder judicial dijo que cuatro heridos se encontraban en estado crítico y que los fallecidos habían muerto por inhalación de humo, según informó la prensa estatal iraní.

El incendio en la tristemente célebre prisión de Evin se produjo en medio de los continuos disturbios desencadenados por la muerte de Mahsa Amini, de 22 años, mientras estaba detenida por la policía de la moral iraní hace un mes.

Las protestas se han convertido en uno de los desafíos más fuertes al liderazgo clerical desde la revolución de 1979, y han sido respondidas con una brutal represión.

Antes de que las autoridades publicaran la cifra de muertos por el incendio, las familias de algunos detenidos políticos pidieron en las redes sociales que se garantice la seguridad de los presos de Evin, que en 2018 fue incluida en la lista negra de Estados Unidos por "graves abusos contra los derechos humanos".

Las autoridades iraníes dijeron el sábado que un taller de la prisión había sido incendiado "después de una pelea entre varios presos condenados por delitos financieros y robo". Evin alberga a muchos detenidos que enfrentan cargos de seguridad, incluidos iraníes con doble nacionalidad.

También puedes leer: Candidato al Congreso de Estados Unidos comparte video porno suyo para promover "la positividad sexual"

Las imágenes de Evin emitidas por la televisión estatal horas después mostraban a los bomberos inspeccionando un taller con daños por fuego en el techo y a los reclusos en sus pabellones aparentemente "durmiendo mientras se restablece la calma" .

Atena Daemi, activista de derechos humanos, dijo que los familiares de las presas recluidas en la sección femenina se habían reunido en la prisión para las horas de visita rutinarias, pero que las autoridades les habían negado el acceso, lo que dio lugar a un enfrentamiento.

En las imágenes difundidas por la televisión estatal, un responsable de la prisión dijo que se había permitido a los reclusos ponerse en contacto con sus familias.

Al ser consultado por el incendio de la prisión, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo a periodistas durante un viaje de campaña el sábado a Portland que el Gobierno iraní era "muy opresivo" y que estaba sorprendido por el valor de los manifestantes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán dijo que Biden había interferido en asuntos de Estado al mostrar su apoyo a las protestas antigubernamentales.

Grupos de derechos dijeron que al menos 240 manifestantes habían muerto en las protestas antigubernamentales, incluidos 32 menores. Más de 8.000 personas han sido detenidas en 111 ciudades y pueblos, informó el sábado la agencia de noticias activista iraní HRANA.

Irán, que ha culpado de la violencia a sus enemigos internos y externos, niega que las fuerzas de seguridad hayan matado a los manifestantes. Los medios de comunicación estatales afirmaron el sábado que al menos 26 miembros de las fuerzas de seguridad habían muerto a manos de "alborotadores".

Cargando más noticias...