Cerrar Publicidad (10s)

Los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad continuaron el martes en todo Irán, con vídeos en redes sociales que mostraban el transporte de tanques a las zonas kurdas que han sido el centro de la represión de las protestas tras la muerte de Mahsa Amini bajo custodia.

Las protestas que reclaman la caída del poder clerical se han extendido por Irán desde que Amini, una mujer kurda iraní de 22 años, murió el 16 de septiembre mientras estaba detenida por la policía por llevar una "vestimenta inapropiada".

Aunque los observadores no creen que los disturbios estén cerca de derrocar al Gobierno, las protestas suponen uno de los retos más audaces para la República Islámica desde la revolución de 1979, con informaciones de huelgas que se extienden al vital sector energético.

Las autoridades están llevando a cabo una represión mortal. Los vídeos difundidos en las redes sociales mostraban camiones que trasladaban tanques de color verde oscuro a las zonas kurdas, lo que aumentaba la importancia de la revuelta. Reuters no pudo verificar las imágenes.

Conflicto en escalada

Al menos 185 personas han muerto, entre ellas 19 menores, cientos han resultado heridas y miles han sido detenidas por las fuerzas de seguridad, según grupos de derechos humanos. El Gobierno iraní dice que más de 20 fuerzas de seguridad han muerto.

Las autoridades iraníes han dicho que investigarán las muertes de civiles.

También te puede interesar: Putin dice que Rusia no trabaja "contra nadie" en los mercados energéticos

La tensión ha sido especialmente alta en las regiones kurdas, dado el origen étnico de Amini. Los grupos de derechos humanos afirman que la minoría kurda de Irán, de más de 10 millones de personas, lleva mucho tiempo oprimida, una acusación que la República Islámica niega.

La Red de Derechos Humanos del Kurdistán dijo que las protestas continuaban por cuarta semana en esas regiones "a pesar del tenso ambiente de seguridad y la militarización de estas ciudades".

Según la organización, las fuerzas de seguridad han matado al menos a 30 manifestantes, han herido a otros 825 y han detenido a más de 2.000 en las regiones predominantemente kurdas.

Reuters no pudo verificar de forma independiente el informe.

Las autoridades iraníes han culpado de la violencia a una serie de enemigos, entre los que se encuentran disidentes kurdos iraníes armados, y la Guardia Revolucionaria ha atacado varias veces sus bases en el vecino Irak durante los últimos disturbios.

El ministro del Interior, Ahmad Vahidi, reiteró las acusaciones de que los grupos disidentes kurdos iraníes estaban apoyando las protestas y dijo que las fuerzas de seguridad "neutralizarían el desesperado esfuerzo antirrevolucionario"

El sector energético

Los disturbios continuaron a última hora del lunes y durante la noche, después de que las manifestaciones se extendieran al vital sector energético del país, según vídeos difundidos en las redes sociales que Reuters no pudo confirmar.

Las instalaciones energéticas del suroeste de Irán se vieron afectadas por las huelgas por segundo día consecutivo y los trabajadores protestaron en la refinería de petróleo de Abadan, Kangan y la planta petroquímica de Bushehr, según la cuenta de Twitter @Tavsir1500, que cuenta con un importante número de seguidores.

También puedes leer: Presidente argentino realiza cambios en tres ministerios de su gabinete en medio de crisis económica

Fue una combinación de protestas masivas y huelgas de trabajadores del petróleo y comerciantes de los bazares lo que ayudó a impulsar al clero chií al poder en la revolución iraní de hace cuatro décadas.

Decenas de universidades también están en huelga, y los estudiantes desempeñan un papel fundamental en las protestas.

La represión de las autoridades contra los manifestantes ha llevado a algunos Estados occidentales a elaborar más sanciones contra Irán, avivando las tensiones diplomáticas en un momento en que las conversaciones para reactivar el acuerdo nuclear de Teherán de 2015 con las potencias mundiales están en punto muerto.

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia dijo el martes que cinco de sus ciudadanos estaban detenidos en Irán y que la Unión Europea había acordado los aspectos técnicos para imponer sanciones a Teherán, que entrarían en vigor la próxima semana.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...