Cerrar Publicidad (10s)

En general no hay dos voces para señalar que los trabajadores de la salud jugaron un rol extraordinario para combatir la pandemia. Gracias a ellos se salvaron miles de vidas. Hubo trabajadores que fallecieron, que dieron su vida combatiendo la enfermedad.

Sin embargo, hay algunas acciones que porque se han vuelto rutinarias muy pocos cuestionan. Se trata de los paros de actividades que muchas veces dejan sin atención de salud a quienes los propios trabajadors se han comprometido a atender. Cuestión que ocurre con casi todos los servicios públicos cuando se movilizan.

En el Hospital Regional de Concepción este miércoles terminó el paro que por dos días mantuvo la Fenats (Federación Nacional de los Trabajadores de la Salud). Los dirigentes estaban solicitando que se mantuviera el servicio de buses de acercamiento utilizado en pandemia. Tras el paro lograron su objetivo.

El problema es que para conseguirlo paralizaron sus actividades y el centro asistencial tuvo que suspender y reprogramar atenciones y cirugias de pacientes que probablemente llevaban mucho tiempo esperando.

¿Es bueno que se utilice a los pacientes como moneda de cambio para conseguir sus objetivos?

El medio Sala de Prensa editorializó sobre este tema

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...