Cerrar Publicidad (10s)

Una imprudente conductora realizó una osada acción manejando en sentido contrario para evitar pagar un peaje en Madrid, España. La conductora transitó por la ruta de forma erróneo durante al menos 7 kilómetros de distancia antes de ser detenida por efectivos policiales.

Se trata de una mujer marroquí, quien se negó a pagar el peaje cobrado en la carretera R-3 cerca de Arganda del Rey. Según consignó El País, la detenida intentó trasladase a la autopista M-40, la cual suele tener un alto tráfico de vehículos.

De acuerdo con la información, personal de la Guardia Civil detuvo a la conductora, quien se encuentra de visita en la nación. Los primeros datos apuntan que la mujer condujo hasta el peaje, acompañada de otra persona, y que le mencionó al encargado del puesto que quería pasar sin pagar.

También puedes leer: Tres militares mueren en accidente de helicóptero en México

Ante esto, el sujeto le informó que aquello no era posible y que debía cumplir con la normativa vial que se exige en las carreteras. Lo anterior solo ofuscó a la mujer hasta el punto de bajarse del móvil para gritarle al individuo "¡Dejadme pasar! ¡No tengo dinero para pagar!" según el Diario ABC.

Posteriormente, la detenida intentó cruzar el peaje colocándose detrás de otros vehículos para pasar la barrera, situación que replicó varias veces sin éxito.

Una cámara de video del lugar captó los inusuales intentos de la mujer por pasar por debajo de la barrera. Ante su frustración, decidió dar medio vuelta y manejar en sentido contrario. De esta manera, se desplazó durante 7 kilómetros muy cerca del resto de conductores de la R-3.

Personal de la Guardia Civil, informado por los encargados del peaje, procedieron a localizar el vehículo e inmovilizarlo. Acto seguido, constataron que la mujer obró de forma voluntaria y consiente. En este sentido, se le aplicaron pruebas para medir su nivel de alcohol y drogas, resultando todos negativos.

Así, la conductora quedó detenida por el delito de conducción temeraria con "manifiesto desprecio por la vida de los demás". Al tener domicilio legal fuera del aquel país, la mujer quedó en libertad a la espera de su juicio.

Cargando más noticias...