Cerrar Publicidad (10s)

Bochorno absoluto. La Universidad Católica pidió jugar con público este partido ante la Universidad de Chile, a pesar de la situación ocurrida en el último partido disputado por los Cruzados en el Estadio San Carlos de Apoquindo ante Audax Italiano, donde los barristas ingresaron al campo de juego y lanzaron fuegos de artificio por doquier.

Ahora, ante la U en el Estadio Playa Ancha de Valparaíso, volvió a ocurrir un incidente de marca mayor. El partido llevaba 6 minutos de juego y la Católica estaba en ventaja con el gol de Fernando Zampedri. Sin embargo, el portero formado en Huachipato y ahora en la meta azul, Martín Parra, fue víctima de la violencia de los fanáticos.

El arquero recibió tres fuegos de artificio al lado y, de paso, hubo bombas de ruido que terminaron con Parra con un trauma acústico. Por ello, el meta terminó siendo llevado en ambulancia de Valparaíso a Santiago por la situación que vivió el joven portero. Sin duda, una situación complicada y de una violencia tremenda en contra del jugador.

A través de un comunicado por redes sociales, la U informó que "Partido oficialmente suspendido por falta de garantías, tras las lesiones sufridas por nuestro arquero Martín Parra producto del lanzamiento de fuegos de artificio a la cancha".

Las primeras informaciones que emanan aseguran en TNT Sports y distintos medios que el "jugador no escucha por uno de sus oídos, está conmocionado y que no tiene sus sentidos operativos. Además, que sufrió un trauma acústico por el sector izquierdo".

Revisa el video de lo ocurrido con Martín Parra

Cargando más noticias...