Cerrar Publicidad (10s)

Dos comuneros que se encuentran internados en el Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Cañete fueron encontrados en estado de ebriedad en el recinto resguardado por Gendarmería. Uno de los sujetos amenazó con ir a quemarle la casa a un gendarme que intentó controlar la situación. En el “carrete” tenían vino blanco, granadina y pipeño.

Ambos comuneros permanecen en el CET gracias a beneficios carcelarios. El comandante Andrés Muñoz, presidente de la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios, entregó más antecedentes. Detalló que el consumo de alcohol se registró durante la tarde del 18 de septiembre.

Muñoz relató que los funcionarios “sorprendieron a unos internos en manifiesto estado de ebriedad. Por lo tanto, dieron cuenta al personal de servicio y pidieron que se constituyera en el lugar el jefe operativo del establecimiento. Cuando acudió al recinto, fue objeto de amenazas de muerte y orientadas a que le iban a quemar su propiedad". Agregó que los comuneros “estaban completamente ebrios”

Los gendarmes incautaron el alcohol que los internos habían ingresado al CET. Muñoz enfatizó que "es un hecho que nos parece absolutamente grave".

Por su parte, la seremi de Justicia del Biobío, Claudia Soto, indicó que “tomamos contacto con Gendarmería. Se nos informa que se han iniciado las investigaciones correspondientes, tanto por la vía administrativa como por la vía judicial”.

La seremi sostuvo que "este es un hecho aislado que no empaña el excelente trabajo desarrollado por Gendarmería en cuanto a la seguridad al interior de nuestras cárceles durante las Fiestas Patrias”. Afirmó que “este el resultado de los diversos allanamientos realizados previo a las festividades, donde se lograron incautar diversos elementos prohibidos, logrando así prevenir la comisión de delitos violentos al interior de las cárceles".

Cargando más noticias...