Cerrar Publicidad (10s)

La fiscal de Coronel, Glenda Lagos Chandía, informó que el Tribunal Oral en lo Penal de Concepción condenó a 5 años de presidio, por cuatro delitos de fraude al Fisco, al exjefe de Finanzas del Departamento de Educación Municipal (DAEM) de la Municipalidad de Lota, Orlando Salazar Borquero, y a 3 años de presidio, por cuatro delitos de obtención fraudulenta de prestaciones fiscales, al empresario Luis Cid Salgado.

De acuerdo con los antecedentes de la causa, ambos condenados se concertaron para, en el caso del particular, emitir facturas ideológicamente falsas que el entonces funcionario municipal autorizó pagar. Se trata de 11 documentos que el empresario entregó a empresas de factoring, las que finalmente cobraron cuatro de éstos por un total de 540 millones 980 mil pesos, que en definitiva es el perjuicio fiscal generado.

Lee también: Acuden a Fiscalía por presunto fraude al fisco en millonaria recontratación de funcionarios en la CAJ Biobío

Pago doble por avances de obras

Todo lo anterior, estaba cubierto por una aparente legalidad. El particular se había adjudicado la realización de obras en una escuela municipal. Los trabajos se ejecutaron y se le fueron pagando regularmente los estados de avance hasta completar los 415 millones de pesos de la inversión. Sin embargo, en forma paralela, el empresario entregaba las facturas ideológicamente falsas por supuestos avances en las obras que ya habían sido pagados.

De esta forma, la Municipalidad de Lota canceló de forma correcta los trabajos realizados (415 millones de pesos). Sin embargo, volvió a pagar, producto del engaño realizado, otros 540 millones 980 mil pesos a las empresas de factoring. Es decir, destinó recursos públicos por más de dos veces el valor real de las obras.

El ex jefe de Finanzas del DAEM, Orlando Salazar Borquero, resultó condenado además, al pago de una multa a beneficio fiscal del 5% del perjuicio; a la inhabilitación para cargos y oficios públicos por 5 años; y a la inhabilidad perpetua para derechos políticos.

El empresario Luis Cid Salgado suma también las penas de multa de 21 UTM y la suspensión para cargos y oficios públicos por tres años.

Ambos condenados deberán, en conjunto, reintegrar el dinero que canceló el municipio a la empresa de factoring, fruto del fraude realizado.

La fiscal Glenda Lagos detalló que "la Municipalidad fue demandada, en juicios ejecutivos, por dichas empresas al efecto y desembolsando en consecuencia la suma de 540 millones y fracción para atender al pago de estas demandas ejecutivas. Esto en total implicó un importe superior al valor total de la obra para cual fue contratado el empresario Cid Salgado, que se ejecutó correctamente y que se le pagó. En consecuencia la Municipalidad pagó esta obra, por una parte regularmente, y por otra parte debió pagar un valor superior a su costo por estas maniobras fraudulentas ejecutadas por ambos condenados".

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...