Cerrar Publicidad (10s)

Un curioso fenómeno acapara hace semanas las conversaciones entre los aficionados argentinos al fútbol; los malabares necesarios para conseguir figuritas del álbum del próximo Mundial de Qatar.

Cuna de ídolos como Diego Armando Maradona y Lionel Messi, el fútbol es una pasión en Argentina. Y, como cada cuatro años, muchos niños compran el álbum con la esperanza de completarlo antes del Mundial, que comienza a fines de noviembre en Qatar.

Sin embargo, los padres y niños que diariamente peregrinan por decenas de kioscos se topan usualmente con el mismo cartel; "No hay figuritas ni álbumes".

"La escasez de figuritas es muy complicada. Por un lado hay una frustración mía de no poder comprarles a ellos, frustración de ellos de llegar todos los días: 'Che, papá, ¿compraste figuritas?'. No hay", comunicó Exequiel Claverie, un periodista de 38 años y padre de tres hijos hinchas del club River Plate.

El tema generó memes, sketches cómicos en las redes sociales y hasta la creación de una app que permite rastrear en dónde conseguir las figuritas y muestra cómo los paquetes que llegan a los kioscos a cuentagotas se agotan en cuestión de horas.

Adultos versus niños

La empresa que las fabrica, la italiana Panini, dice que la demanda los excedió, que este año más adultos comenzaron a coleccionar figuritas y que se vendieron más rápido que en otros mundiales, pero aclararon que pronto las volverán a reponer.

Brasil, Uruguay, Ecuador, México y Costa Rica son los países de la región que disputarán el Mundial de Qatar, pero el fenómeno de falta de figuritas parece darse solamente en Argentina.

Los kiosqueros han protestado porque, a diferencia de otros años, la empresa distribuyó figuritas y álbumes para vender también en grandes supermercados y gasolineras.

"El tema de las figuritas es algo que nunca me pasó", afirmó Marcelo Vázquez, dueño de un kiosco del microcentro de Buenos Aires, de 58 años. "Una mamá me dijo el otro día: '¿Sabes lo que está haciendo mi hijo? Está dibujando la figurita. Dibuja a Messi para decir tengo la de Messi'", agregó.

El precio sugerido de un paquete de cinco figuritas es de 150 pesos (cerca de un dólar al valor oficial), pero la escasez llevó a que se multiplique su precio en internet o mercados alternativos como el Parque Rivadavia, donde funciona una tradicional feria de libros e intercambio de figuritas.

La incesable búsqueda

El domingo, el parque era un hervidero de personas en busca de las figuritas, que en algunos casos pagaban hasta 2.000 pesos por codiciadas como la de Messi, que se espera que juegue en Qatar su último Mundial.

Completar el álbum, que está dividido por equipos e incluye más de 600 figuritas, cuesta unos 20.000 pesos, un valor elevado en un país que atraviesa una grave crisis económica con una inflación proyectada del 95% para este año.

"Sobre el costo de llenar el álbum, si tomas el valor real es un montón. Siempre la abuela le regala, la tía regala, uno compra, entonces es como que termina siendo un gran álbum comunitario", comunicó Lucas Perrone, un diseñador gráfico de 39 años y padre de dos hijos. "Después si se llena, se valoriza, y si Argentina sale campeón, se valoriza más", agregó.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...