Cerrar Publicidad (10s)

Una de las mayores tormentas en años están azotando con dureza a Japón. El tifón Nanmadol trajo este lunes vientos feroces y lluvias récord al oeste de la isla, al mismo tiempo que causó la muerte de al menos dos personas, interrumpió el transporte y obligó a los fabricantes a suspender sus actividades.

El primer ministro, Fumio Kishida, retrasó su partida a Nueva York, donde debe pronunciar un discurso en la Asamblea General de la ONU.

"He pospuesto mi salida prevista a partir de hoy para hacer un balance de los daños causados por el tifón y tomar todas las medidas posibles para la recuperación", declaró Kishida a los periodistas el lunes por la noche. "Si las circunstancias lo permiten, partiré mañana por la mañana", añadió.

El decimocuarto tifón de la temporada en Japón tocó tierra cerca de la ciudad de Kagoshima a última hora del domingo antes de azotar la isla occidental de Kyushu y rugir en la isla principal de Honshu el lunes por la mañana.

Un río de la prefectura de Miyazaki, en Kyushu, se desbordó e inundó campos y carreteras, mostraron las imágenes de la cadena estatal NHK. Otros vídeos revelaron una casa a orillas del río medio colgada sobre el torrente, el techo de hojalata arrancado de una gasolinera y un cartel publicitario derribado que se inclinaba sobre una calle desde lo alto de un edificio.

"Tenemos que permanecer muy atentos a las fuertes lluvias, los vendavales, las altas olas y las mareas de tempestad", dijo un responsable de la Agencia Meteorológica de Japón.

Alrededor de 340 mil hogares, la mayoría de ellos en Kyushu, se quedaron sin electricidad a primera hora del lunes, según el Ministerio de Comercio. En tanto, Kyushu Railway Co afirmó que había interrumpido sus operaciones en Kyushu y Japan Airline Co Ltd y ANA Holdings cancelaron unos 800 vuelos.

Asimismo, se estima que 10 millones de personas han debido ser evacuadas.

Revisa los impresionantes registros del paso del tifón Nanmadol por Japón

Te puede interesar: Partido del gobierno de España califica como "delincuente fugado" al rey Juan Carlos por asistir al funeral de la reina Isabel

Cargando más noticias...