Cerrar Publicidad (10s)

El ex tenista Marcelo Ríos anuncio que dejará de entrenar a Juncheng Shang luego de dos meses siendo su coach. El deportista abandonará de entrenarlo a pesar de que el joven subió casi 170 puestos en ranking ATP.

El ex número 1 del mundo comenzó a instruir al jugador asiático a finales de julio, sin embargo, una serie de problemas con el padre del tenista habría provoccado su salida.

Según consignó La Tercera, se le notificó al chileno que no podría seguir siendo el coach del tenista. La decisión se tomó pese a los 167 puestos que escaló en el ranking ATP la joven promesa, quien, además, ganó un su primer título Challenger.

Sobre la noticia, el deportista afirmó que conoció el hecho de mano de su agente cuando se dirigía a Sarasota.

"Me bajé (del avión) y me pillé de sorpresa a Jerry (Juncheng Shang) y sus papás y les pregunté 'así que terminamos?' No se esperaban que yo supiera, pensaban decírmelo a través del agente. Y el papá me dice sí", declaró.

En este contexto, Ríos afirmó que el padre del tenista habría influido en la decisión tomada respecto a su rol como entrenador.

"Creo que esta fue una decisión del papá, no fue una decisión de Jerry. Aparte la mamá y el papá se agarran todo el día y le hace mal al pendejo. Le dije a Jerry que lo conocí súper poco y al papá que no podía ser que todo el día anduviera peleando. Se sale de sí, empieza a gritar o se va a la chucha. Es una cultura muy difícil, es muy complicado convivir con ellos", agregó.

También puedes leer: Japonés fue expulsado a los 15 segundos de entrar a la cancha: Toda su familia había ido a verlo debutar

En la misma línea, añadió que "tuve un encontrón con él (el padre), porque en un partido le dije a Jerry termínalo acá, como diciéndole quiébrale aquí para no sacar por el partido. El papá entendió cualquier huéa y se enojó. Me dijo córtala, Marcelo y explotó. Me dijo que no le puedo decir eso, que tiene 17 años, que es muy chico".

Sin embargo, no fue la única que pelea que tuvo con el padre de Shang, pues ya habían discutido tras la primera ronda en el Challenger de Cary. Aquella disputa tendría su razón en la decisión de Ríos de no dejar descansar al jugador asiático.

"Jugó pésimo, después del partido le dije que fuéramos a entrenar altiro. ¿Qué?, me dice. 'Sí, a entrenar'. Lo tuve entrenando una hora y ahí el papá se anduvo molestando porque cómo lo llevaba a entrenar después del partido. Entonces, yo no voy a transar mi manera de entrenar por hacer las cosas mal", manifestó.

Respecto a su salida, el ex tenista afirmó que el hecho le causó extrañeza, pues el desempeño del joven aumentó considerablemente bajo su tutela.

"No estoy dando excusa de nada, pero que me echen y me digan hicimos cuatro primeras rondas. Pero el tipo hizo dos finales y está 195. Por resultados no me pueden huevear, pero da igual. A mí no me influye. No lo estaba pasando bien con el viejo", explicó.

Adicionalmente, habló como fue su despedida con Juncheng Shang.

"Le dije 'Jerry, te deseo lo mejor. Juegas muy bien, pero te falta mucho, mucho por aprender. Suerte en el futuro. Cualquier cosa que necesites, llámame nomás'", declaró.

Cargando más noticias...