Cerrar Publicidad (10s)

Las fuerzas rusas sufrieron un inesperado revés durante septiembre luego que las tropas ucranianas realizaran una rápida ofensiva blindada con fuerzas especiales en la región nororiental de Járkov, forzando una retirada de Rusia, a veces en forma precipitada y caótica.

La guerra todavía parece un largo camino a pesar del reciente éxito de Ucrania. Pese a que Kiev está intentando ampliar su contraofensiva relámpago en el este, funcionarios prorrusos luchan por mantener la línea por ahora.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo que su ejército había liberado unos 8 mil kilómetros cuadrados de territorio en lo que va de mes.

Lo que denominó "medidas de estabilización" -asegurar por completo y desarraigar a cualquier elemento prorruso- se había completado en aproximadamente la mitad de ese territorio, reportó Zelenski, quien repitió su deseo de liberar todo su país por la fuerza.

Ucrania intenta ampliar su contraofensiva

Las tropas ucranianas estaban asaltando ahora la ciudad de Limán, en la región ucraniana de Donetsk, afirmó Oleksiy Arestovych, un asesor del mandatario. Agregó que estaban intentando ganar territorio en la vecina región de Lugansk, bajo control ruso.

"Ahora hay un asalto a Limán", informó Arestovych en un video publicado en YouTube, prediciendo una lucha también por la ciudad de Svatovo, donde dijo que los rusos tienen depósitos de almacenamiento.

"Y eso es lo que más temen: que tomemos Limán y luego avancemos sobre Lisichansk y Severodonetsk", continuó, refiriéndose a las ciudades gemelas de la región de Lugansk tomadas por Rusia tras feroces combates en junio y julio.

Por su parte, Denis Pushilin, jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, respaldada por Rusia, señaló que las tropas leales a Moscú hicieron retroceder con éxito a las fuerzas ucranianas que trataban de hacer incursiones en Limán y que la situación se había estabilizado por ahora.

"Nada ha funcionado para el enemigo", dijo Pushilin, añadiendo que los ataques ucranianos al norte y al sur de Limán también habían sido rechazados.

Joe Biden no cree que la guerra entre Rusia y Ucrania finalice pronto

A la pregunta de si la contraofensiva relámpago de Ucrania en el este era un punto de inflexión en la guerra, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que es difícil de decir.

"Está claro que los ucranianos han hecho un progreso significativo. Pero creo que va a ser un largo camino", afirmó.

Las fuerzas rusas siguen controlando alrededor de una quinta parte de Ucrania en el sur y el este, aunque Kiev está ahora a la ofensiva en ambas zonas.

La Casa Blanca, que ha proporcionado miles de millones de dólares en armas y apoyo a Ucrania, anunció un nuevo paquete de ayuda militar en los "próximos días".

Asimismo, el Papa Francisco dijo el miércoles que "Dios no guía a las religiones hacia la guerra". Se trata de una crítica implícita al patriarca ortodoxo ruso Cirilo, que respalda la invasión de Ucrania y ha boicoteado una conferencia de líderes religiosos.

"Dios es paz. Él nos guía siempre por el camino de la paz, nunca por el de la guerra", declaró Francisco en su segundo día de viaje a Kazajistán.

Te puede interesar: Antiguas colonias británicas buscan proclamar la república tras la muerte de la reina Isabel II

Cargando más noticias...