Cerrar Publicidad (10s)

La Diputada por la Región del Biobío, Marlen Pérez, tomó conocimiento de la denuncia realizada por apoderados de la Escuela Escuadrón de Coronel, en donde se sindica a funcionarios como presuntos responsables de amarrar a una silla a un estudiante de 7 años con síndrome de Down.

Frente a lo anterior, la parlamentaria por el Distrito 20, quien es miembro de la Comisión de Personas Mayores y Discapacidad, reaccionó señalando que "este tipo de hechos son sumamente graves. Considero que la Superintendencia de Educación quien es la responsable de fiscalizar este tipo de situaciones, debe hacer la investigación correspondiente de manera urgente".

Además agregó que, "independiente si un niño tiene Síndrome de Down o no, es inaceptable que un docente utilice este tipo de medidas en la sala de clases. Es por eso, que se debe presentar una querella criminal y perseguir a los victimarios, esta situación no se puede volver a repetir", concluyó

Cargando más noticias...