Cerrar Publicidad (10s)

Carlos Bresciani es un sacerdote Jesuita que desde el año 2003 está viviendo junto a las comunidades del cono sur de la provincia de Arauco. Su relación con el mundo indígena comenzó hace ya casi 20 años cuando llegó encomendado por la iglesia a vivenciar el Arauco profundo. Desde ese momento ha dedicado su vida pastoral a entender y compartir no solo con mapuches sino con agricultores de esa zona de la región del Biobío.

El sacerdoto Bresciani en agosto del 2020 fue detenido por Carabineros al intentar mediar en una toma de la municipalidad de Tirúa. En entrevista con el canal Sala de Prensa profundizó en la cosmovisión del pueblo mapuche, el conflicto de la macrozona sur y en el concepto de terrorismo.

"Vivir aquí me ha convertido"

Bresciani conoce bien el territorio y sus líderes, eso es ahora después de 20 años. Pero todo comenzó con el encuentro inicial, "la experiencia no es un momento, es vivir en el territorio mapuche y compartir la vida no solo con comunidades, sino también con campesinos. Lo que ha significado vivir en un territorio que tiene su propia lengua, su propia espiritualidad, con sus propias formas de mirar y de concebir la vida y el entorno es lo que me ha transformado. El modo de mirar mi existencia, mi propia religión. Esto me cambio la vida, estar en un territorio donde la vida no la lleva uno, sino que la llevan otros, somos minoria, somos extranjeros y eso me ha hecho bien".

Después de su experiencia, este jesuita no tiene dudas, su opinión es que definitivamente estamos en presencia de una nacion distinta, "si, pero ojo. Tenemos qeue desaprendcer lo que entendemos por nación. De los Shocks grandes esta descubrir que dentro de Chile no entendía la lengua, dentro de mi pais habia otro pais que hablaba otra lengua y tienen religión. Mi percepción fue que habia un pais dentro de un pais, creer que existen varias naciones en un mismo territor es una riqueza.

"Tengo miedo, pero de que me falte el agua"

Para muchos hoy no es seguro visitar la provincia de Arauco o ingresar a la Macrozona Sur, esto claramente debido a los atentados cada vez mas frecuentes, enfrentado al tema Bresciani señala ,"yo aquí tengo tanto miedo y alegria como puede tener el común de la gente en cualquier espacio territorial. Aquí yo vivo feliz, pero también uno sufre lo que sufre el territorio. Ttengo miedo por ejemmplo que me falte el agua (se la llevan con camiones algibes), sentimos miedo de la delincuencia como puede haber en otros territorios, siento el miedo a que nuevamente el Estado los políticos olviden este territorio y no hablo de inyección de plata, sino de políticas que ayuden a al convivencia, a resolver los problemas territoriales y a mejor calidad de acceso a la tierra, a mejorar la cuencas. Le tenía muchas esperanzas al proceso constituyente yo veía ahí -con todos los peros que tiene- era una posibilidad muy real de solución de demandas indígenas y resolución de conflcitos. Ahora con el Rechazo se va a tensionar más el territorio".

También te puede interesar Museo y Molino Grollmus de Contulmo resultaron quemados tras ataque incendiario: Hubo tres lesionados

"No hay terrorismo es solo delincuencia"

El pasado 29 de agosto ocurrió uno de los hechos máss graves de los últimos meses. Fue en Contulmo cuando un grupo de sujetos ataco a personas con armas de fuego y quemó hasta sus cimientos el histórico molino Grollmus. El sacerdote no cree que este hecho configure un delito del tipo terrorista, "no, para mi es delincuencia. Lo que pasa que ahí la mirada más que definir si es o no terrorismo, es preguntarse por qué pasa lo que pasa?. Es la mirada que cuesta decirla porque suena como no a hacerse cargo de la gente que de verdad esta sufriendo todas las situaciones de violencia en el territorio (en plural) las que ejercen las policias y los temas medioambientales. Sino nos preguntamos eso, vamos a atacar solo la consecuencia y no la causa y llevamos 30 años atacando las consecuencias y nada ha bajado de intensidad al revés".

Con respecto a la valoración que hace de las ORT: CAM, Weichan Auka Mapu y Resistencia Lafquenche el sacerdote expresó no conocerlos, salvo a la CAM que es más publica por lo de Héctor Llaitul, "son organizaciones que han tomado una via armada para la resolución de algunos conflictos políticos. Lo cual yo creo no solucionan la causa, sino que las tensionan aún mas".

¿Se equivocan?......."no en la meta, pero si en el modo" finaliza respondiendo Carlos Bresciani

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...