Cerrar Publicidad (10s)

El veterano cineasta Walter Hill llevó el martes a Venecia un western a la antigua usanza y de bajo presupuesto, "Dead for a Dollar", y negó que sus sangrientas películas puedan fomentar los crímenes con armas de fuego en su Estados Unidos natal.

"No creo que ninguna de las películas que he hecho haya defendido nada de eso", afimó Hill, cuyos éxitos anteriores incluyen "The Warriors", "48 Hours" y "Southern Comfort".

Su última película, protagonizada por Christoph Waltz, Willem Dafoe, Rachel Brosnahan y Benjamin Bratt, trata de la historia de un cazarrecompensas que sigue la pista de uno de sus objetivos en lo más profundo de México, y que culmina con un tiroteo final lleno de cadáveres.

También te puede interesar: Confirman la muerte de la actriz Anne Heche, a una semana de su grave accidente

El director de 80 años, que recogerá un premio a la trayectoria en el Festival de Cine de Venecia, comentó que "las armas y la acción" ayudaron a acabar con la esclavitud y a derrotar a la Alemania nazi.

"Todos condenamos estas cosas terribles que han ocurrido en las escuelas y los supermercados. Yo diría que la cuestión es realmente la disponibilidad de armas, no el uso", planteó a los periodistas.

Los clásicos siempre vuelven

A Hill se le atribuye el mérito de haber contribuido a revivir el género del Oeste durante su larga carrera, con películas como "The Long Riders", y lamentó anteriormente no haber hecho más.

"Me gusta la época, me gusta hacer las películas, me gusta salir ahí fuera con el reparto y los caballos, y el terreno suele ser hermoso y creo que hay una nostalgia por un determinado periodo de la historia de Estados Unidos", aseguró.

Reconoció que se había inspirado en anteriores grandes del género, especialmente en Sergio Leone, el padre del Spaghetti Western. "Todos trabajamos con las manos unidas, nos apoyamos en los hombros de los demás, todos estamos conectados", expresó.

También puedes leer: "Preparen sus sofás": Anuncian fecha de estreno de "Thor: Love and Thunder" en plataforma de streaming

Hill insinuó que las limitaciones de dinero le ataron las manos durante el rodaje, ya que el rodaje se restringió a 25 días y los medios de producción fueron limitados, lo que impidió lujos con el trabajo de cámara.

"Tuve suerte de contar con un reparto tan bueno. Todos se presentaron preparados y no hubo ningún tipo de discusión", sostuvo.

Waltz, dos veces ganador del Oscar, que interpreta al cazarrecompensas, dijo que tanto él como Hill comparten una ética de trabajo similar, centrada en la necesidad de una disciplina feroz.

"La idea de que un plató de cine está ahí para hacernos sentir bien es errónea, para decirlo educadamente. Walter tiene la misma convicción", aseguró el actor germano-austriaco. "No se trata siempre de lo que sentimos, sino de lo que tenemos que hacer".

Cargando más noticias...