Cerrar Publicidad (10s)

Impacto causó, a nivel nacional, el ataque incendiario que destruyó el Molino Grollmus y dejó gravemente herido a un adulto mayor en Contulmo. Casi a esa misma hora, en el mismo sector, ocurrió otro hecho de violencia que está relacionado. En él, dos mujeres fueron interceptadas por una veintena de encapuchados armados. Los sujetos les sustrajeron el vehículo en el cual ambas se movilizaban.

El Gobierno presentó una querella contra quienes resulten responsables, en donde se detalla cómo ocurrieron los hechos. En este, en particular, los individuos frenaron a las mujeres justo frente al Molino Grollmus. Los antisociales las intimidaron con armas de fuego largas, tipo escopeta y fusiles.

De acuerdo al relato, los encapuchados las obligaron a descender del vehículo exigiéndoles sus llaves. Le dijeron a la conductora “bájese del auto, dese la vuelta porque van a empezar a correr balas y esto se pondrá más peligroso”. Posteriormente, sustrajeron el vehículo.

Ambas mujeres lograron encontrar refugio en el sector Agua Los Padres. En dicho lugar, fueron encontradas por uno de los encapuchados que se movilizaba en una camioneta sin placa patente. Según el relato de la querella, el sujeto les habría expresado “señora tranquila, después le traigo su auto”. Posteriormente, el individuo continuó con su trayecto. Carabineros arribó al sector y trasladó a las dos mujeres a un centro asistencial.

La querella que presentó el Gobierno está dirigida a todos quienes resulten responsables (como autores, cómplices o encubridores) de los delitos de homicidio calificado en grado de desarrollo frustrado; robo con violencia e intimidación consumado; incendio consumado; obstaculización del libre tránsito; porte ilegal de arma de fuego y municiones en grado de consumado, así como también disparos injustificados.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...