Cerrar Publicidad (10s)

Científicos de la Universidad de Sejong, en Corea del Sur desarrollaron un sistema láser que permite cargar con una luz infrarroja un teléfono a más de 30 metros de distancia.

Su composición es de dos partes: un transmisor que se puede instalar en una habitación y un receptor que se puede incorporar a dispositivos electrónicos. Por ejemplo, un teléfono.

El transmisor es una fuente de energía óptica que utiliza un amplificador de fibra dopada con erbio, que produce un haz de luz infrarroja con una longitud de onda central de 1550 nanómetros (nm), recogió el portal NewAtlas.

Lo que pasa luego es que el rayo se dispara a través del aire para golpear el receptor, que se compone por un retrorreflector de lente esférica.

Jinyong Ha, Universidad de Sejong
Jinyong Ha, Universidad de Sejong

Científicos ya trabajan para mejorar la eficiencia y encontrar formas para cargar varios dispositivos

Aquello enfoca la luz entrante en un punto en el centro, donde hay una celda fotovoltaica esperando para así absorber la luz y producir electricidad. En caso de interrumpirse la línea de visión entre el transmisor y el receptor, el dispositivo cambia a un modo seguro de baja intensidad.

En las pruebas, según el estudio, el equipo no logró mucha energía, ya que sólo fue suficiente para alimentar uno o dos sensores pequeños. Sin embargo, señalan que podría ampliarse hasta el punto de cargar dispositivos como teléfonos y eventualmente se reemplazaría los cables eléctricos.

A todas luces, se ve posible y es por ello que los científicos ya trabajan para mejorar la eficiencia de la celda fotovoltaica; para así aumentar la producción eléctrica y también encontrar formas de cargar varios dispositivos a la vez.

Etiquetas:
Cargando más noticias...