Cerrar Publicidad (10s)

El Comité de Derechos Humanos de la ONU consideró que España ha violado los derechos políticos de cuatro antiguos líderes separatistas catalanes al suspenderlos de sus funciones públicas antes de sus condenas por el intento de independencia de la región en 2017.

El fallo es en gran medida simbólico, sin sanción para el Gobierno español o los tribunales de España, pero supone un impulso para los separatistas catalanes que siguen presionando por la independencia, aunque el movimiento haya perdido fuerza.

La ONU señaló que los cuatro políticos catalanes fueron suspendidos tras la acusación de haber fomentado una rebelión violenta según España, pero que finalmente fueron condenados por sedición, un delito menor.

En ese sentido, el delito de rebelión violenta "no era previsible" dado que habían instado a sus seguidores a protestar pacíficamente, afirmaron.

"La comisión dio un paso importante al afirmar que las salvaguardas contra las restricciones de los derechos políticos deben aplicarse con mayor rigor si estas restricciones se producen antes, y no después, de una condena", dijo Hélène Tigroudja, miembro del panel de la ONU.

El partido Esquerra Republicana de Catalunya (Izquierda Republicana de Cataluña), que lidera actualmente el gobierno regional, calificó el caso como un ejemplo de la "represión política" de España y dijo que el sistema judicial español sigue estando muy "politizado", mientras quedan pendientes decenas de casos relacionados con los independentistas.

La decisión de la comisión contradice al Tribunal Constitucional de España, que en 2020 respaldó una sentencia del Tribunal Supremo de 2018 para suspender provisionalmente a los políticos como parlamentarios autonómicos a la espera de su condena.

España condenó a ex líderes catalanes con hasta 13 años de cárcel

Cabe recordar que en 2019, el Tribunal Supremo de España condenó a nueve líderes separatistas catalanes a largas penas de prisión por sedición, dos años después de que Cataluña celebrara un referéndum, que había sido prohibido por los tribunales, y declarara brevemente la independencia en la mayor crisis política de España en décadas.

Cuatro de los líderes independentistas presentaron una queja por la suspensión de sus cargos públicos ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, entre ellos Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, que recibió la condena más larga, de 13 años de cárcel.

Los nueve dirigentes salieron de la cárcel en 2021 tras un indulto del Gobierno de España, formado por una coalición de izquierdas. El Gobierno aún no ha comentado la sentencia.

El comité de la ONU ha revisado recientemente otros casos relacionados con los derechos políticos. En abril dijo que la investigación y el enjuiciamiento del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva violaron su derecho a ser juzgado por un tribunal imparcial, su derecho a la intimidad y sus derechos políticos.

Cargando más noticias...