Cerrar Publicidad (10s)

Luego de tres años, el Juzgado de Garantía de Chiguayante programó la audiencia de preparación del juicio oral contra de Rómulo Salazar, guardia forestal imputado por el delito de homicidio de Nicolás Cortés Montecinos (20), en Hualqui.

De acuerdo con la causa, el hecho ocurrió el 19 de junio de 2019, en el sector Barrancas Juntas. El acusado, ex funcionario de Carabineros, en esa fecha trabajaba como guardia en un predio forestal de la empresa Arauco y asumió haber realizado un disparo con su arma de fuego. Al menos un tiro dio en el cuello de la víctima, quien murió más tarde en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Hualqui.

Lee también: Región del Biobío: Persona muere tras ser atacada con un arma blanca en su cabeza

Claudio Osorio, abogado de la familia de la víctima, detalló que la Fiscalía está solicitando 5 años de presidio para el imputado, mientras que él solicitará 10 años y un día.

"Por nuestra parte, nosotros hemos colaborado con la investigación. En este periodo hemos ejercido todas las acciones penales encontrar de los responsables. Hemos ejercido acciones civiles en contra de las empresas involucradas. Lamentablemente las empresas no han respondido. Forestal Arauco no ha asumido su responsabilidad en este caso, y que tiene responsabilidad enorme. Ellos tenían una modalidad de trabajo en que contrataban, a través de sus empresas contratistas, contrataban a ex uniformados que sí tienen derecho a portar armas, pero para uso personal; ellos no tienen derecho por armas para prestar servicios a terceros", sostuvo el jurista.

Guardia forestal en Hualqui usaba arma de fuego

"En la situación de Nicolás fue asesinado, producto de que andaban portando armas. No tienen derecho a portar armas al prestar servicios a terceros y este es el problema de fondo. No pueden estar portando armas, como milicias particulares, para defender intereses particulares. Aquí no pueden formarse milicias privadas", agregó.

Según el abogado, a partir de este hecho, las empresas que prestan servicios de seguridad forestal cambiaron sus protocolos sobre uso de armas de sus guardias, prohibiéndolas totalmente.

"Esto se va a materializar, en términos judiciales, en la preparación del juicio oral programada para el 12 de octubre. Estamos dispuestos a llegar hasta la última instancia y obtener el máximo de penas que nos permita el ordenamiento jurídico (...) Está descartada la legítima defensa, el Ministerio Público igual descartó la posibilidad de un homicidio culposo, entonces ya estamos claros de que estamos hablando de un homicidio simple", explicó Osorio.

En tanto, María Isabel Montecinos, madre de la víctima, dijo a Sabes.cl que espera "justicia por mi hijo, que la persona que mató a mi hijo pague con cárcel. Hasta el momento él ha estado en su casa, eso para mí no es justicia. Ha estado con arresto domiciliario, pero eso para mí no es justicia, eso es un beneficio que le dieron a él".

"Mi hijo, por la versión de personas que andaban con él, andaba acompañando a otro joven para comprar leña. Pero cuando pasó todo esto, ellos andaban caminando ahí en el sector, en Barrancas Juntas. Ellos no andaban con nada, no andaban con leña, ni camioneta, nada. Andaban caminando nada más", arguyó María Isabel.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...