Cerrar Publicidad (10s)

Familiares de 10 trabajadores atrapados desde hace tres semanas en una mina de carbón inundada en el norte de México rechazaron un plan del Gobierno de entre seis y 11 meses para encontrarlos. Acusaron que las autoridades los estaban dando ya por muertos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo más temprano que funcionarios presentarían una propuesta a los familiares y esperarían hasta tener su aprobación para dar a conocer públicamente el plan para localizar a los mineros.

El 3 de agosto, día del derrumbe, cinco mineros escaparon pero 10 aún permanecen en la mina inundada. Sus familias han mantenido esperanzas de que hayan encontrado una bolsa de aire que los mantenga vivos, pero hasta ahora no se ha tenido contando con ellos.

Erika Escobedo, esposa de uno de los mineros atrapados, señaló que ella, al igual que otros familiares, había rechazado la propuesta.

"Los están dando por muertos, no es la forma", aseguró agobiada en una conversación telefónica. "Estamos muy tristes (…) todavía estoy pensando cómo le voy a dar la noticia a mis hijos", agregó. Ella como otros familiares ha criticado la forma en que el Gobierno ha abordado el rescate de los trabajadores.

Otro mujer que se identificó como familiar de los mineros dijo a la televisión local que Velázquez propuso hacer un tajo abierto para encontrarlos y que ofreció una compensación económica a los posibles deudos.

"No queremos dinero, los queremos a ellos", afirmó sin ser identificada por su nombre.

Cargando más noticias...