Cerrar Publicidad (10s)

El werkén Rafael Pichún, uno de los voceros de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), calificó al líder de la organización, Héctor Llaitul, como un "perseguido político" por el gobierno de Gabriel Boric.

"Venimos a dar el respaldo a nuestro máximo werkén que es Héctor Llaitul, que ha sido perseguido políticamente por este Gobierno", declaró en Temuco a los medios presentes pocos minutos antes de que iniciara la audiencia de control de detención del líder de la CAM.

Pichún agregó que se hizo presente para "denunciar la persecución a nuestras comunidades. Este encarcelamiento obedece solamente a cuestiones políticas".

Asimismo, Rafael Pichún sostuvo que la detención de Llaitul es "un montaje porque este Gobierno, por su jugada política, por todo lo que hoy representa el plebiscito, necesitaba calmar a una posición, calmar a la derecha empresarial y también calmar así también a la opinión pública para querer demostrar que en el Wallmapu hay seguridad".

El werkén aseguró que "nuestra organización y nuestras comunidades seguirán en lucha, seguirán expulsando a las forestales de nuestro territorio. Seguiremos expulsando al latifundio. Seguiremos en lucha porque el pueblo mapuche ya está en pie de lucha".

"El pueblo mapuche ya está avanzando a su liberación, ya no tiene paso atrás. Todo el respaldo del pueblo nación mapuche para el werkén y máximo líder de nuestra organización, Héctor Llaitul, que hoy está en prisión política", concluyó Rafael Pichún.

Durante la mañana de este jueves se realiza la formalización de Héctor Llaitul, luego que se declarara legal su detención ocurrida en Cañete.

Al respecto, Pichún señaló que Fiscalía "no tiene pruebas para ser inculpado de los delitos que aparecen en la prensa. Si el Gobierno quiere dialogar con nosotros va a tener que dialogar en términos de territorio y autonomía".

Te puede interesar: Tres camiones quemados en Mulchén tras detención de Héctor Llaitul

Cargando más noticias...