Cerrar Publicidad (10s)

Un equipo de fiscalizadores del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) en conjunto con personal de Carabineros, detectaron un vehículo que transportaba 2.100 kilos de merluza común fresca.

El hallazgo ocurrió durante un control carretero realizado anoche en la ruta 158 a la altura del peaje Rafael, en Tomé. A la hora de exigir al conductor la documentación física o virtual que acreditara el origen legal del recurso pesquero, este reconoció no portar ninguna visación.

La carga de más de 70 cajas con merluza común proveniente desde Pelluhue y con destino a Concepción, fue incautada y el procedimiento en flagrancia fue derivado a la Fiscalía por ser un recurso en estado de sobrexplotación y, por lo tanto, tratarse de un delito.

El director regional (s) de Sernapesca Biobío, Iván Oyarzun, comentó que los controles se intensifican en este periodo porque estamos cerca de iniciarse la veda de la merluza común, la cual durará todo el mes de septiembre.

“Este hallazgo es un golpe efectivo en el resguardo de la sustentabilidad del recurso pesquero estratégico para el país, y de todo el sector pesquero artesanal que trabaja en torno a la extracción de la pescada”, sostuvo la autoridad.

Asimismo, desde Sernapesca piden a la comunidad que compre pescados y mariscos en lugares establecidos. Y a los usuarios pescadores, comercializadores y armadores o armadoras de naves pesqueras a cumplir con la normativa, declarar la extracción de merluza para imputarla de la cuota correspondiente a fin de cuidar el recursos para dar sustentabilidad a la actividad pesquera asociada a la pescada.

Te puede interesar: Hablemos | Álvaro Miguieles, conductor de Buena Costumbre

Cargando más noticias...