Cerrar Publicidad (10s)

Brasil registró una deflación de los precios al consumidor mensual a mediados de agosto, según informó este miércoles la agencia de estadísticas IBGE. Esto, debido a los recortes de impuestos en productos clave y a las acciones del Banco Central brasileño que mantuvo su agresivo ciclo de ajuste monetario.

El índice de precios al consumidor IPCA-15 de Brasil cayó un 0,73% en el período, frente a un aumento del 0,13% mensual anterior. De esta forma, se mantiene la tendencia a la baja ya observada en los datos del mes completo de julio, publicados a principios de agosto.

Se trata de la tasa más baja registrada desde que comenzaron las mediciones de inflación de mitad de mes en noviembre de 1991, aunque los economistas encuestados por Reuters esperaban una caída aún mayor, del 0,81%.

Medidas del gobierno ayudaron a disminuir inflación

La deflación mensual de Brasil se produjo mientras los precios del transporte bajaron aún más debido a una legislación federal que redujo los impuestos sobre el combustible y en medio de nuevos recortes de precios por parte de la petrolera estatal Petrobras.

La inflación negativa, o deflación, es una situación que puede provocar una disminución generalizada de los precios o una recesión económica.

En los 12 meses a mediados de agosto, la inflación alcanzó el 9,6%, frente a las expectativas del mercado de un 9,5%.

Cargando más noticias...