Cerrar Publicidad (10s)

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, se disculpó este martes por una foto que salió a la luz de una fiesta privada que dio en su residencia oficial en julio. La situación armó un revuelo en torno a sus celebraciones de la semana pasada.

El lunes se conoció el resultado negativo de un examen de drogas al que se sometió la primera ministra, una de las líderes más jóvenes del mundo. La semana pasada se publicó un video en el que aparecía cantando y bailando con famosos finlandeses en otra fiesta.

Sin embargo, esta semana comenzó a circular en las redes sociales otra imagen en la que se ve a dos personalidades de internet besándose y cubriendo sus pechos desnudos con un cartel de "Finlandia" desde la residencia oficial de la primera ministra en Helsinki.

"En mi opinión, la imagen no es apropiada. Pido disculpas por ello. Ese tipo de foto no debería haberse tomado, pero por lo demás, no ocurrió nada extraordinario en la reunión", dijo Marin, confirmando que la foto era de su residencia.

La primera ministra Marin, de 36 años, que no ha ocultado que disfruta de su tiempo libre, aseguró que la foto fue tomada durante una fiesta privada con sus amigos después de un festival de música en julio.

"Tuvimos sauna, nadamos y pasamos tiempo juntos", sostuvo, describiendo la fiesta en su residencia junto al mar.

Los finlandeses han estado divididos sobre el comportamiento de la primera ministra, y algunos han expresado su apoyo a la joven líder por combinar su vida privada con su carrera de alto perfil, mientras que otros han planteado preguntas sobre si su juicio se vería afectado por sus actividades de ocio.

Cargando más noticias...