Cerrar Publicidad (10s)

Los precios del cobre subieron este martes, ayudados por los bajos inventarios, las señales de mejora de la demanda en China y el temor a que los elevados precios de la energía obliguen a las fundiciones a reducir la producción.

Sin embargo, los inversores se mantenían cautelosos, ya que la desaceleración económica mundial amenaza con reducir la demanda.

Los precios han subido un 16% desde el mínimo alcanzado a mediados de julio, pero siguen acumulando una baja de un 17% desde principios de año y se han estancado en gran medida en las últimas semanas.

A las 10.13 GMT del martes, el cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía un 0,4%, a 8.062 dólares la tonelada.

Los precios se han mantenido estables a pesar de que el dólar estadounidense ha alcanzado máximos de 20 años, lo que hace que los metales sean más costosos para los compradores con otras divisas, y de la caída de las bolsas mundiales.

"La mayor parte de las ventas ya se han realizado", dijo el analista de Saxo Bank Ole Hansen, señalando los datos que muestran que los especuladores ya han adoptado posiciones bajistas. El cobre debería subir hasta unos 9.000 dólares la tonelada a finales de año, agregó.

Panorama mundial incide en el precio del cobre

Los altos costos de la energía significan que, sin ayudas estatales o coberturas de precios, las fundiciones de cobre en Europa se enfrentarían a pérdidas de 2.700 millones de dólares, según los analistas de Bank of America.

Los elevados costos de la energía ya han provocado paradas temporales en las fundiciones de aluminio y zinc de Europa.

Datos del martes mostraron que el sector manufacturero se ha contraído en Europa este mes, mientras que en Japón se registró una desaceleración del crecimiento de la actividad manufacturera.

Pero China, el mayor consumidor de metales, ha recortado esta semana su tasa de interés de referencia y ha tomado medidas para apoyar su mercado inmobiliario.

Entre otros metales básicos, el aluminio de la LME subía un 1,5% a 2.425,50 dólares la tonelada, el zinc bajaba un 0,9% a 3.465,50 dólares, el níquel caía un 1,7% a 21.970 dólares, el plomo perdía un 0,5% a 2.003 dólares y el estaño cedía un 0,2% a 24.410 dólares.

Cargando más noticias...