Cerrar Publicidad (10s)

El diseño y luego la construcción de un scooter eléctrico con su estación de carga es el desafío que tienen por delante los alumnos de los liceos técnicos-profesionales que están participando en el "Tercer Desafío de Electromovilidad" que organiza la Corporación de Estudio, Capacitación y Empleo de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción.

Una tarea que se enmarca y ajusta a los propios desafíos que se ha impuesto el país para migrar hacia la electromovilidad; estableciendo que para el 2035 el 100% de los vehículos livianos tendrá que ser eléctrico. Posteriormente, en 2045, deberán serlo también los vehículos pesados y las maquinarias.

Los liceos de la Corporación de Estudios desde el 2018 han trabajado en los llamados "Desafíos de Electromovilidad" y es que la educación técnico profesional sin duda será protagonista de este recambio tecnológico que impulsa la Agencia de Sostenibilidad.

Energética a nivel nacional

Así lo reafirmó José Manuel Salgado, Coordinador Educación Técnico Profesional Mineduc, Provincia de Concepción. "Es tremendamente importante destacar los esfuerzos conjuntos de los cinco liceos que componen esta Corporación. Han levantado este desafío tan importante que es traer a la práctica lo que es la electromovilidad. La trayectoria educativa, los esfuerzos conjuntos entre los liceos; las especialidades; docentes y directivos; y todos quienes pusieron voluntad en levantar este desafío dejan un legado que tiene que ver con el aprendizaje en la práctica que es el motor que mueve a la Educación Técnico Profesional".

Lee también: Abren postulaciones para cursos de cuidado de adulto mayor y pastelería en Concepción

Tercer Desafío de Electromovilidad

En una ceremonia realizada hoy viernes 19 agosto en el Liceo Industrial de Concepción se dio el vamos a esta tercera edición. En ella participaron docentes y alumnos de los cinco liceos (Liceo Comercial Femenino de Concepción; Liceo Bicentenario de Excelencia Comercial INSUCO; el Liceo Industrial de Concepción; Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial de Tomé y el Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial Federico Schwager), además de representantes de la Corporación.

Esta competencia, que congrega a todos los liceos de la Corporación, nació en el Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial de Tomé el año 2017 como una actividad interna para promover el intercambio entre las distintas especialidades. Dado su éxito, se replicó a los demás liceos, potenciando la interacción entre ellos. Además de favorecer un ambiente de interdisciplina y de trabajo colaborativo entre las especialidades y los alumnos; existen objetivos genéricos como son favorecer el desarrollo de habilidades blandas como la responsabilidad. Además, fomenta el trabajo en equipo y la resolución de conflictos, entre otras, como la creatividad y la innovación.

Nelson Torres, Jefe de Carrera del Liceo Industrial de Tomé, explicó que "lo primero que nosotros buscamos es promover un trabajo interdisciplinario donde se mezclen las tres especialidades. En nuestro caso, electricidad, construcciones metálicas y mecánica automotriz. Por otro lado, está el desarrollo de competencias técnicas asociadas al perfil de cada una de nuestras carreras. También habilidades genéricas como el trabajo en equipo; pensamiento crítico; manejo de conceptos técnicos; expresión oral y, por último, someterse a trabajo bajo presión. Es muy importante cumplir con los plazos de cada etapa para no atrasar la entrega del proyecto final".

Para efectos de este certamen los liceos son agrupados en dos equipos de trabajo: un grupo está conformado por el Liceo Bicentenario de Excelencia Comercial INSUCO, Liceo Industrial de Concepción y Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial Federico Schwager; mientras que el segundo lo componen los liceos Comercial Femenino, INCOFE, y el Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial de Tomé.

Tercer Desafío de Electromovilidad

En esta primera etapa los alumnos y alumnas de los Liceos Comerciales fueron convocados a participar en el diseño a mano alzada de un scooter eléctrico, más una estación de carga solar. Se recibieron más de 200 diseños. Se seleccionó uno por equipo para pasar a la segunda etapa de construcción, de la cual se encargan los alumnos de liceos industriales. El cierre está previsto para noviembre de este año.

Paola Urrea, Jefa de Carreras del Liceo INSUCO, comentó que "para este tercer desafío tuvieron la oportunidad de participar todos los alumnos que quisieran y recibimos más de 200 diseños, unos muy buenos. El ganador fue Manuel Campos, del 4º Medio A de Administración Recursos Humanos. Él cumplió con todo lo que las bases solicitaban. Realmente quedó muy lindo y ese es el diseño que van a construir los liceos industriales".

En el caso de INCOFE, Cinthya Toledo, Jefa de Carrera, manifestó que producto de la pandemia y de que durante 2020 y 2021 no pudieron realizarse estos desafíos. Detalló que tuvieron que hacer un trabajo en sala con las alumnas para animarlas a participar y el resultado fue muy bueno.

"Recibimos más de 50 diseños, de los cuales 18 cumplieron con las bases. Finalmente llegamos al diseño ganador que será el que desarrolle el Liceo Bicentenario de Excelencia Industrial de Tomé durante los próximos meses", dijo.

Trabajo interdisciplinario

Durante la siguiente etapa, que se desarrollará hasta el mes de noviembre, la interacción de los participantes es fundamental; potenciando así el trabajo interdisciplinario y el intercambio entre los alumnos de todos los liceos.

El trabajo en equipo, la resolución de problemas, el compromiso y la disciplina son el eje central de las competencias genéricas que se quieren transmitir a los alumnos. Los liceos industriales deben poner en acción los conocimientos adquiridos en cada una de las especialidades: Construcción Metálica, Mecánica Automotriz, Mecánica Industrial, Electricidad y Electrónica.

Nelson Torres profundizó en este punto que "primero los alumnos deben llevar el dibujo a mano alzada al programa Autocad, deben generar el listado de materiales, la cantidad que van a necesitar y luego deben comenzar el trabajo de construcción, el cual debe ser disciplinado, ya que cada especialidad va trabajando por etapas y un atraso puede generar problemas al proyecto completo".

Los liceos comerciales, por su parte, en sus especialidades de Administración y Contabilidad deben realizar un trabajo paralelo que consiste en la difusión y registro del trabajo realizado durante esta etapa. Para esto deben llevar registro de videos y fotografías, generar su difusión en medios digitales y desarrollar la publicidad del producto final.

Durante todo el Desafío de Electromovilidad los docentes de cada liceo asumen el rol de guías de los alumnos. Si bien no pueden intervenir en el desarrollo, ni de los diseños, ni de los prototipos finales, sí pueden resolver dudas, hacer observaciones y contribuir al pensamiento crítico de los alumnos para un desarrollo exitoso del certamen.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...