Cerrar Publicidad (10s)

El "Aula Cero" también conocido como La Tita está en la historia de Concepción. No en la historia formal, esa que está escrita en los libros, sino en aquella que se traspasa de boca en boca en el mundo de los obreros, de los estudiantes e incluso de profesionales que tuvieron alguna pasada por la U. de Concepción en los años 70, 80 y 90.

La historia de este histórico recinto parte cuando Audita del Carmen Salazar Salazar más conocida como la Tita emigró desde Nacimiento a Concepción. En el campo vivía con sus 12 hermanos con un padre latifundista que le daba pésimos tratos a sus inquilinos y a sus propios hijos a quienes obligaba desde muy pequeños a trabajar. Muchos dicen que aquí esta la semilla que años más tarde germinó en este local que fue lugar de protección para los perseguidos por la dictadura militar.

El "Aula Cero" en población Agüita de la Perdiz espera reabrir antes de fin de año
El "Aula Cero" en población Agüita de la Perdiz espera reabrir antes de fin de año
Junto a Luna Hernández (nieta de la Tita) y Nelson Muñoz recorrimos el Aula Cero por dentro
Junto a Luna Hernández (nieta de la Tita) y Nelson Muñoz recorrimos el Aula Cero por dentro

Escondidos bajo el piso por tres días

Audita se casó con un funcionario de la UdeC que tenía un pequeño negocio en el populoso sector de la Agüita de la Perdiz. "era un local de venta de verduras en un principio" nos relata Luna Hernández nieta de la Tita y quien recuerda muy bien lo que pasaba en este lugar, "viví con mi abuela desde que nací. La casa estaba al interior del local o sea para pasar teníamos que pasar si o si por el local y veíamos lo que sucedía adentro y las historias que se tejian. Había una especie de hoyo aquí abajo donde ella escondía la gente por tres días, no podían ser más días porque era peligroso. Tuvo gente de varias partes de Chile incluso de población La Victoria en Santiago hubo gente refugiada y despues pasaba el tiempo y cuando ya no era peligroso podían hacer su vida. Muchas veces estando en el comedor pasaba gente corriendo y salía por la ventan y se escondía en el patio. yo no entendia mucho con mis hermanos y ya mas grande pudimos entender mejor".

El lugar esta plagado de fotografías de visitantes que recibía frecuentemente La Tita (en el registro un ex guerrillero cubano)
El lugar esta plagado de fotografías de visitantes que recibía frecuentemente La Tita (en el registro un ex guerrillero cubano)

Miguel Enriquez y Luciano Cruz

Nelson Muñoz es periodista de la Universidad de Concepción y es un ex parroquiano de la Tita. Confirma que la señora Auidita era mañosa con los alumnos "a quienes a veces se les pasaba la mano, pero también era generosa. Este espacio era particularmente importante porque era resguardado, protegido era como el patio de la UdeC". La cultura también tuvo un lugar en este espacio "así como algunos cantantes latinoamericanos o el caso de cantantes cubanos que venían. Tenían una jornada en la ciudad que no era pública y que terminaban aquí. Este lugar era como una pequeña asamblea, un foro traslado a este lugar bajo el Estado represivo. Tanto Luciano Cruz como Miguel Henriquez, el comentario era que ellos habían venido a este lugar por lo tanto para mucha gente esto daba un pie para acercarse a este lugar" afirma Nelson Muñoz.

Foto que da cuenta de los inicios de este emblemático lugar de Agüita de la Perdiz
Foto que da cuenta de los inicios de este emblemático lugar de Agüita de la Perdiz

"Estamos trabajando para abrir el local"

Después del fallecimiento de la Tita quedó a cargo del local Luis Hernández su hijo quien lamentablemente también falleció hace solo algunos meses. El local es de difícil administración y antes de la pandemia ya venía abriendo casi a pedido, finalmente la pandemia terminó por bajar la cortina. Hoy la propiedad de este establecimiento depende de los trámites tras la muerte del hijo de la Tita, tra lo cual la familia tiene todas las intenciones de reabrirlo, así lo afirmó Luna "como mi papá falleció y estaba todo esto a su nombre después de que falleció mi abuela y estamos ahora haciendo los trámites para que podamos traspasarla a mi familia y poder eventualmente abrir el local no se si con la misma frecuencia porque es bastante sacrificado encargarse de algo así, pero vamos a hacer algo teniendo la idea siempre que se conserve el espíritu" concluyó Luna Hernández.

A continuación puedes ver reportaje: La leyenda de la Tita o Aula Cero elaborada por el equipo de @saladeprensa con una sopresa al final de la pieza audiovisual.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...