Cerrar Publicidad (10s)

Nuevas grietas fueron detectadas en el suelo cerca del socavón generado en torno a una mina de cobre de la canadiense Lundin en Chile. La compañía aseguró este jueves que no tienen relación con el misterioso agujero y descartaron actividad minera.

El extraño fenómeno registrado en la región de Atacama ha atraído la atención sobre el desértico sector mientras las autoridades investigan sus posibles causas y responsables.

"Las grietas detectadas en terrenos cercanos a la mina Alcaparrosa son un evento independiente al socavón y en el lugar donde se ubican, enfatizamos No existen faenas mineras subterráneas ni centros poblados cercanos", dijo en un comunicado la minera Ojos del Salado, unidad de Lundin.

Asimismo, agregaron que "el origen de su formación está siendo estudiado en la actualidad".

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó esta semana medidas "urgentes y transitorias" en medio de la investigación del origen del socavón de 36,5 metros de diámetro en la comuna de Tierra Amarilla, a unos 665 kilómetros al norte de la capital chilena.

El gobierno de Chile declaró que buscará duras sanciones a los responsables del socavón, dejando entrever que una sobreexplotación minera podría estar vinculada.

Lundin posee un 80% de la propiedad, mientras que el 20% restante está en manos de las japonesas Sumitomo Metal Mining y Sumitomo Corporation.

Cargando más noticias...