Cerrar Publicidad (10s)

Muchos quedan con pan rezagado en casa al comprar de más, pensando que podría faltar. Y, para ahorrar, casi todos se ponen a tostar el pancito que sobró. A algunos se les quema, pero hay un truco para dejarlo como recién salido del horno de la panadería.

Con las horas y los días, el almidón del pan pierde elasticidad, por lo que necesita ser humedecido para que recupere parte de su estructura original. Quienes quieran “revivirlo”, pueden hacerlo simplemente con un sartén. La clave es exponerlo a un poco de agua o humedad.

"Una vez endurecido el pan, si aplicamos agua y posteriormente calor, permitimos que el agua penetre en la estructura de almidón cristalizado y, en conjunto con el aumento de la temperatura, se ablande", explicó a LUN Rafael Quiroga, ingeniero en alimentos.

Por lo general, lo que recomiendan es humedecer el pan y colocarlo en el horno. Sin embargo, si quieres hacerlo en un sartén, el citado medio recomendó seguir los siguientes pasos.

  1. Coloca el sartén a calentar por unos minutos.
  2. Rocía agua en el utensilio caliente, coloca el pan y tápalo rápidamente para que no se escape el vapor.
  3. Mantenlo en fuego muy bajo durante unos tres minutos.
  4. Levanta la tapa para liberar el vapor residual.
  5. Retira el pan y deja todo bien apagado antes de sentarte a comer.
Etiquetas:
Cargando más noticias...