Cerrar Publicidad (10s)

El Papa Francisco decidió que no hay pruebas suficientes para abrir una investigación eclesiástica sobre el cardenal canadiense Marc Ouellet por unas acusaciones de agresión sexual.

Ouellet, un prominente funcionario del Vaticano, fue nombrado a principios de esta semana en una demanda colectiva contra la diócesis católica de Quebec que alegaba casos de agresión sexual por parte de unos 88 sacerdotes y personal que trabajaba en la unidad desde 1940.

En la presentación ante el Tribunal Superior de Quebec, una denunciante anónima alegó que Ouellet la tocó de forma inapropiada e hizo comentarios que la hicieron sentir incómoda entre 2008 y 2010. Ese momento, Ouellet era arzobispo de Quebec y ella trabajaba como interna con 23 años.

El poderoso Ouellet

El Vaticano recibió las acusaciones contra Ouellet en 2021 y Francisco nombró a un investigador sacerdotal, Jacques Servais, para el caso. Servais desaconsejó posteriormente iniciar una investigación eclesiástica completa, según la Santa Sede.

"Tras nuevas consultas pertinentes, el Papa Francisco declaró que no había elementos suficientes para abrir una investigación canónica por agresión sexual del cardenal Ouellet", indica el comunicado del Vaticano.

Ouellet dirige la poderosa Congregación para los Obispos del Vaticano, que asesora al Pontífice sobre qué sacerdotes deben ser nombrados obispos. Está en la lista de candidatos de muchos expertos para suceder a Francisco después de que el argentino muera o renuncie.

Cabe recordar que el mes pasado, Francisco realizó una visita de seis días a Canadá. Allí se centró en pedir disculpas a los indígenas por los abusos cometidos en las escuelas públicas gestionadas por la Iglesia Católica Romana.

Cargando más noticias...