Cerrar Publicidad (10s)

Alemania reducirá el impuesto sobre las ventas del gas al 7%, en un esfuerzo por amortiguar el impacto de las cargas adicionales que se imponen a los consumidores. La medida tiene el objetivo de garantizar que las empresas energéticas puedan costear un suministro cada vez más caro, dijo este jueves el canciller Olaf Scholz.

El tipo impositivo reducido será vigente mientras se aplique el gravamen, es decir, hasta marzo de 2024, añadió Scholz.

Alemania estuvo en conversaciones con la Comisión Europea esta semana para encontrar otra forma de reducir la carga de los costes para los consumidores. Esto, luego que la Comisión dijera que la oferta de Alemania de una exención del impuesto sobre el valor añadido no era posible.

La medida llega después de que esta semana se anunciaran impuestos que añadirán cientos de euros a la factura energética de una familia media.

Los gravámenes se impondrán a partir del 1 de octubre en un intento por ayudar a Uniper —el mayor importador de gas ruso del país— y a otros importadores a hacer frente a la subida de los precios.

Cargando más noticias...