Cerrar Publicidad (10s)

La inflación de los precios al consumidor en el Reino Unido se aceleró al 10,1% en julio, su nivel más alto desde febrero de 1982. Se trata de la primera gran economía desarrollada en reportar un alza de los precios de dos dígitos.

Las cifras del miércoles de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés) mostraron que los precios subieron un 0,6% en julio respecto de junio sobre una base desestacionalizada, mientras que la tasa anual de inflación de los precios al por menor alcanzó el 12,3%, la más alta desde marzo de 1981.

"Mi principal prioridad es controlar la inflación y estamos actuando mediante una política monetaria fuerte e independiente, decisiones fiscales y de gasto responsables y reformas para impulsar la productividad y el crecimiento", dijo en respuesta a los datos el ministro de Economía británico, Nadhim Zahawi.

Sube la tasa de interés en Inglaterra

A principios de este mes, el Banco de Inglaterra elevó su tasa de interés clave en un 0,5% hasta el 1,75%, su primera subida de medio punto desde 1995. También predijo que la inflación alcanzará un máximo del 13,3% en octubre, cuando se espera que suban los precios regulados de la energía para los hogares.

El economista de Citi Benjamin Nabarro dijo que, tras las últimas cifras, ahora espera que la inflación alcance un pico superior al 15% a principios del próximo año.

"Con el Banco (de Inglaterra) centrado en las señales de presiones inflacionarias más persistentes, creemos que una reacción agresiva es ahora casi inevitable", añadió.

Por otro lado, la rentabilidad de la deuda pública británica a dos años -sensible a las expectativas de las tasas- alcanzó su nivel más alto desde 2008. Los inversores prevén que el costo del crédito del Banco de Inglaterra alcance un máximo del 3,75% en torno a marzo de 2023, frente al 3,25% anterior.

El Reino Unido no es el único país que se enfrenta a un aumento de los precios, pero es el primero del Grupo de las Siete economías ricas e industrializadas que informa de una inflación superior al 10%.

El aumento de los precios de la energía en Europa, a raíz de la invasión rusa de Ucrania, es el principal motor de la inflación y es probable que lleve a Reino Unido a una recesión prolongada, aunque poco profunda, este mismo año, según el Banco de Inglaterra.

Sin embargo, los datos indican que la presión inflacionaria futura podría estar empezando a remitir.

Cargando más noticias...