Cerrar Publicidad (10s)

Un astronauta que trabaja en el exterior de la Estación Espacial Internacional (EEI) sufrió un problema eléctrico con su traje. Debido a la compleja situación, el controlador se vio obligado a tomar el mando de tierra desde Moscú para poner fin a la caminata espacial antes de tiempo.

Oleg Artemyev llevaba casi tres horas de una caminata espacial de seis horas cuando los niveles de voltaje de la batería de su traje comenzaron a bajar. La información fue confirmada tanto por fuentes estadounidenses como rusas.

"Oleg, déjalo todo y vuelve", le dijo un controlador a Artemyev, según se escuchó en una transmisión en directo del audio entre el espacio y la tierra. "Suelta todo y regresa de inmediato (...) Vuelve y conéctate a la energía de la estación", continuó con la orden.

Enseguida, Artemyev volvió a la compuerta y conectó su traje a la energía de la estación espacial.

Los controladores de vuelo rusos optaron por terminar la caminata espacial antes de tiempo una vez que Denis Matveev, el otro cosmonauta que realizaba la operación, colocó el brazo robótico que habían estado mejorando en su posición correcta.

Desde la Nasa aseguraron que Artemyev "nunca estuvo en peligro", dijo el portavoz Rob Navias.

La EEI ha albergado a tripulaciones internacionales de astronautas durante más de dos décadas.

Cargando más noticias...