Cerrar Publicidad (10s)

Una particular y llamativa situación se registró en el Estadio Ester Roa Rebolledo, durante el partido entre los cuadros penquistas Arturo Fernández Vial y Universidad de Concepción. Un perrito invadió la cancha en pleno partido y dejó un “regalo” en el arco.

Tras recorrer toda la cancha corriendo, el can se paró en la línea del arco de la UdeC y la utilizó como baño. El arquero Manuel García necesitó una bolsa para limpiar la “huella” que dejó el animalito. Personal del recinto buscó al perro y lo sacó del gramado penquista. Posteriormente, el partido se reanudó.

Lo ocurrido sacó risas y carcajadas en el recinto deportivo y también en redes sociales, luego que televidentes compartieran videos y pantallazos.

Cargando más noticias...