Cerrar Publicidad (10s)

Todo partió con un enfrentamiento en un centro penitenciario entre miembros de dos cárteles rivales, en la norteña Ciudad Juárez en México, que provocó un motín y tiroteos que causaron la muerte de 11 personas. La mayoría de ellas civiles, dijeron las autoridades mexicanas.

Los Chapos, miembros del poderoso Cártel de Sinaloa, anteriormente liderado por Joaquín "El Chapo" Guzmán, se enfrentaron con la banda local Los Mexicles en una institución penitenciaria la tarde del jueves, dijo el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía.

Tras este altercado, se produjo un motín que dejó dos muertos por disparos y cuatro heridos de bala, añadió Mejía, que realizó estas declaraciones junto al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matinal. Otras 16 personas resultaron heridas en los enfrentamientos.

Las autoridades no informaron la causa que originó la disputa.

Caos en Ciudad Juárez

Tras los disturbios, Los Mexicles se ensañaron con la ciudad, según las autoridades, y mataron a nueve civiles. Entre ellos había cuatro empleados de una emisora de radio, incluido un locutor, dijo el subsecretario.

Alrededor de la 1 de la madrugada del viernes, seis presuntos miembros de los Mexicles fueron detenidos por la policía local, con ayuda del Ejército y la Guardia Nacional, añadió.

"El alcalde Cruz Pérez nos informa que en estos momentos que Ciudad Juárez está en calma. Que se ha restablecido el orden público y que sigue junto con el resto de las autoridades la persecución a los que intervinieron", dijo Mejía.

Las autoridades afirmaron que no consideran que la muerte del locutor de radio, Alan González, esté relacionada con su profesión. Cabe destacar que México es uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

"Ojalá no se repita porque se agredió a la población civil inocente como alguna especie de represalia", señaló por su parte el presidente López Obrador.

Cargando más noticias...