Cerrar Publicidad (10s)

El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) comenzó la instalación y entrega de 604 mil dispositivos en la Región del Biobío, para evitar la dispersión de la plaga de la polilla del racimo de la vid.

La plaga, originaria de Europa, ataca a los viñedos, su larva provoca un daño directo al alimentarse de los racimos, produciéndose una pudrición y deshidratación de las bayas, situación que hace disminuir los rendimientos de las viñas.

Para la distribución, autoridades del agro llegaron hasta el sector Los Caulles, en la comuna de Yumbel, para la entrega a productores de viñas.

"La estrategia del SAG contempla una asignación del 100% de los emisores a los predios del sector frutícola que tengan una superficie de hasta 5 hectáreas, misma asignación se realizará a los predios de producción vitivinícola que tengan hasta 20 hectáreas de superficie, medida que beneficia directamente a 274 pequeños productores y productoras de vid y arándanos de la región mientras que 29 agricultores serán beneficiados con el sistema de reparto compartido”, dijo la seremi de Agricultura, Pamela Yáñez.

"La técnica de la confusión sexual es la principal medida de control de esta plaga, ya que se busca evitar la reproducción de esta polilla, por lo que es muy importante su oportuna instalación, siguiendo las indicaciones que entregan los funcionarios del SAG como por ejemplo colocar 500 dispositivos por hectárea, instalando esta temporada más de 604 mil dispositivos en una superficie de 1.208 hectáreas del sector rural de la región”, señaló el encargado regional de Protección Agrícola – Forestal y Semillas del SAG de Biobío, Rodrigo Ther

Cargando más noticias...