Cerrar Publicidad (10s)

Un grupo de expertos de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM), lleva a cabo un proyecto que reduce considerablemente la contaminación de las estufas a leña.

El uso de este tipo de calefacción es frecuente en el país, sin embargo, utilizarlas sugiere un daño al medioambiente.

Sobre esto, el doctor Mario Toledo, integrante de la iniciativa, mencionó los perjuicios que produce la combustión de la madera.

"Existen estrategias primarias y secundarias para reducir los niveles de contaminación. Las primarias se refieren a mejoras tanto en el combustible de entrada como en las condiciones de combustión (selección del tipo de leña, diseño de estufas y optimización de parámetros de combustión). Mientras que las medidas secundarias se focalizan en el tratamiento de la fase humeante posterior a la combustión de leña y buscan reducir los contaminantes ya generados", sostuvo.

Sobre la propuesta, esta trata sobre un prototipo de calefacción residencial integrado a un pretratamiento de leña llamado "leño limpio".

También puedes leer: Autoridades ordenan paralizar faenas en mina de cobre por enorme socavón

El equipo tras el proyecto modificó un calefactor Bosca con bastante presencia en las casas de las familias chilenas. En este sentido, integraron medios porosos al interior del hogar de combustión, dichos componente son materiales provenientes de la naturaleza como piedra o algún mineral.

De esta manera, se logró aumentar la eficacia térmica, a la vez que redujeron la emisión de material particulado. El nuevo diseño, más el uso de leño limpio, ofrecen una gran mejoría en temas de contaminación.

La empresa Bosca, quien apoya la iniciativa, instaló un artefacto de combustión lenta en el Laboratorio de Energía Renovables (LER) de la USM. A partir de este producto, los investigadores analizaron el consumo de leña y su emisión con el fin de conocer en tiempo los contaminantes expulsados.

El coordinador del proyecto, Fabián Guerrero Castro, explicó que disminuyeron los factores de emisión entre un 47% a un 61%. Lo anterior representa un aumento del rendimiento térmico del proceso de combustión en un 80%.

Cargando más noticias...