Cerrar Publicidad (10s)

El Subsecretario del Interior Manuel Monsalve participó de la "Agenda de Seguridad en Biobío" organizada por Irade. En la oportunidad fue emplazado precisamente en la materia para comentar sobre las políticas del Gobierno para lo que ocurre en las ciudades, como también en la macrozona sur.

Monsalve expuso sobre la realidad en materia de seguridad. En la oportunidad dio a conocer que el país en comparación al 2019, previo a la pandemia, no tiene un aumento en el global de los delitos. Pero estos durante 2021 disminuyeron en un 40 por ciento, lo cual aumento en la misma cantidad entre el año pasado y lo que va de 2022.

Aún así, si nos vamos a los delitos violentos estos han tenido un alza constante en los últimos 10 años, de hecho de 2,7 homicidios por cada 100 mil habitantes, actualmente hay 5,7, incrementando además los crímines en la vía pública y con arma de fuego.

Todas situaciones que llevan además a que se genere la sensación de temor y miedo respecto de lo que esta ocurriendo en el país.

"¿Queremos un país que viva dominado por el miedo? o ¿un país dominado por la incertidumbre?, a quién le corresponde cambiar ese estado de ánimo de la sociedad chilena, le ¿corresponde al Gobierno?. ¿Cambiar ese estado de ánimo?, por supuesto", dijo Monsalve.

Agregando, "¿sólo al gobierno?, yo creo que no, creo que eso es una tarea conjunta de todos los líderes del país, políticos, culturales, económico. Todos lo que influyen, la opinión pública tienen que contribuir a que no sean estas las emociones que predominen en nuestra sociedad, porque no le hacen bien a esta".

"Coloco esto porque a veces uno piensa que los problemas son sólo de uno. Efectivamente, aquí hay un dato que nos asimila a continentes, que a uno no le gusta asimilarse porque tienen indicadores económicos, sociales o de otra naturaleza que más bien lo acercan al subdesarrollo que al desarrollo. Y claro, si uno mira donde las personas señalan que el crimen y la violencia, es el mayor riesgo para su seguridad, nos acercamos mucho a África. Eso no es bueno, sin duda. Pero es bien importante recordar dónde nos situamos geográficamente, porque estamos en América Latina y en Centroamérica. Yo sólo quiero recordar desde el punto de vista del territorio donde está inserto nuestro país", sostuvo Monsalve.

Continuando, "sólo quiero dar dos datos. Primero, estamos en el territorio que es el principal productor de droga del mundo. Eso ocurre en otros países vecinos. Y cuando son los principales productores, significa que son también los territorios donde se desarrolla con más fuerza el narcotráfico. Y este está relacionado con armas, con violencia, con organización criminal y eso tiene un efecto sobre las sociedades. Segundo, quiero recordar que vivimos en un territorio que corresponde al 8% de la población mundial, pero donde se produce el 40% de los homicidio en el mundo. Vivimos en un continente violento. ¿No gustaría tal vez vivir en otro territorio?, puede ser. Pero es el contexto en el cual está inserto nuestro país. Y hay que tenerlo en cuenta para pensar la seguridad del país".

Estado de Excepción Macrozona Sur

Los hechos de violencia que se registran en la Macrozona Sur, comprendida en las provincias de Arauco y Biobío, además de la Región de la Araucanía preocupan. De hecho el director de Irade, Paul Esquerré, hizo un llamado a no perder la capacidad de asombro frente a esta situación.

El subsecretario dio a conocer las estadísticas entorno a los hechos de violencia, los cuales aseguró incrementaron fuertemente en 2021. Una tendencia al alza que viene desde 2017. Ahora en un promedio son 60 los hechos de violencia registados mensualmente, menos que los 90 que se daban sin Estado de Excepción.

"Desde el punto de vista del efecto de la aplicación hoy día el Estado de Excepción, este lo que hace es reducir aproximadamente en un 30% los hechos de violencia. Eso es lo que hace. Es cierto que tiene mayor efecto sobre algunos hechos de violencia en particular, y afortunadamente disminuye más los que se producen por armas de fuego y también de manera más relevante que el 30% los que tienen que ver con la quema de camiones", sostuvo Monsalve.

Agregando, "sólo coloco esto porque no quiero olvidar algo que muchas veces se le exige al Gobierno. Y es que al final, para que no haya impunidad, tiene que haber detenidos, tiene que haber condenados. El Gobierno no detiene personas, tampoco condena personas. Esa es una tarea de un poder autónomo que es el Ministerio Público, el que finalmente hace la persecución penal. Para que no haya impunidad tiene que haber buena persecución penal. Y nosotros hemos reiterado nuestra voluntad de colaborar con la fiscalía para que la persecución penal mejore".

El Subsecretario del Interior destacó que si bien existen personas detenidas, la ciudadanía pide que sean más los imputados por los distintos delitos que se dan en la Macrozona Sur.

Política Nacional de Seguridad Pública

Manuel Monsalve manifestó que para trabajar en la seguridad pública del país se dará prioridad a una política orientada a esta materia, lo que no existe en Chile desde 2005.

"¿Hay política nacional de seguridad pública en Chile?, la respuesta es no. El Presidente de la República nos ha mandatado para dotar a Chile de una política nacional de seguridad pública a diciembre de este año, va a ser después del 2005, la segunda política de seguridad pública que dotamos al país y es muy importante, porque eso lo que permite, es coordinar la capacidades de toda la instituciones del Estado detrás del objetivo", sostuvo Monsalve.

Agregando, "y dentro del marco de la Política Nacional de Seguridad Pública. El presidente nos ha pedido entregarle al 31 de octubre, una política nacional contra el crimen organizado (...) porque detras de los delitos violentos, está el crimen organizado. Por lo tanto, si uno golpea al crimen organizado tiene un efecto sobre la presencia de delitos violentos en la sociedad chilena en su conjunto, detrás de los hechos de violencia rural, en muchos casos hay crimen organizado y por lo tanto si es que queremos disminuirlos tenemos que tener efectos sobre estos. Detrás de los hechos de violencia que ocurren en Arica hay crimen organizado y tiene que ser un objetivo en el marco de la Política Nacional de Seguridad Pública. Tenemos que tener una política contra el crimen organizado que ataque el narcotráfico,el tráfico de armas, el lavado de activos, la trata de personas, el tráfico ilegal de migrantes".

Síguenos en Twitter para más noticias.

Cargando más noticias...