Cerrar Publicidad (10s)

Demostrando que el relacionamiento directo con la comunidad es fundamental para la investigación aplicada, una delegación de la Universidad San Sebastián e Hibring realizó una visita inspectiva a los comités de Agua Potable Rural (APR) Villa Mercedes, en Quilleco, y San Carlos de Purén, en Los Ángeles.

Esta actividad se llevó a cabo en el marco del proyecto “Transformación digital integrada de APR del Biobío”, el cual es financiado por el Gobierno Regional por medio del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC), y cuyo objetivo es ofrecer soluciones enfocadas en la digitalización y la evaluación de calidad de agua potable en el mundo rural.

Este encuentro con las APR de la provincia del Biobío se concretó en el marco de la primera etapa de esta iniciativa, en la cual se genera un exhaustivo levantamiento de información de 60 APR (de las 210 existentes) en la región. Con este insumo, el equipo ejecutor podrá desarrollar un diagnóstico de las diferentes brechas territoriales que se evidencian en el Biobío y, así, trabajar en intervenciones pertinentes y oportunidades de mejora. 

Posteriormente, los investigadores de “Transformación digital integrada de APR del Biobío” seleccionarán 15 comités para realizar un proceso de seguimiento y acompañamiento continuo, y de dotación de visión integrada de la sustentabilidad y de adaptabilidad al cambio climático en la gestión global del agua. Junto con ello, se trabajará intensamente en la disminución de las brechas de conocimiento, acceso a la información y a nuevas tecnologías, lo que permitirá potenciar la competitividad de las administraciones escogidas y la competitividad regional en la gestión hídrica.

Para Ricardo Saavedra, académico de la USS y director del proyecto, este recorrido por las APR locales fue sumamente significativo, dado que “tuvimos la oportunidad de conocer las realidades de dos comités emblemáticos de la zona y ofrecer nuestro acompañamiento técnico para alcanzar soluciones integrales, pertinentes y eficientes, que permitan potenciar su competitividad. Para nosotros se trata de algo muy gratificante, pues llegamos a estas soluciones conjunto con los beneficiarios y en contacto directo con los territorios”.

Por su parte, Carola Fredes, ingeniera a cargo de “Transformación digital integrada de APR del Biobío”, sostuvo que  ”como equipo apuntamos a que nuestras soluciones en materia de investigación, desarrollo e innovación tengan un impacto en la comunidad, así que el trabajo que hacemos en este FIC es muy relevante, ya que estamos incorporando criterios de asociatividad, logística y gestión en comunidades rurales donde es totalmente necesario. En ese sentido, este estudio con la USS nos brinda la oportunidad de impactar positivamente en los territorios y generar un aporte en la sociedad a través del conocimiento”. 

Esta opinión fue compartida por María Teresa Ortega, presidenta de la APR Villa Mercedes de Quilleco, quien también valoró el involucramiento y preocupación de la delegación de la USS e Hibring.  

“Mientras más personas sepan del trabajo que realizamos en las directivas de APR, más ayuda podremos recibir. En ese sentido, encontré muy buena la instancia de hoy y quedé esperanzada en el tipo de trabajo que ofrecieron, dado que es algo beneficioso para este y otros comités de la zona”, indicó. 

La dirigenta, además, se mostró entusiasmada por los alcances de esta investigación, ya que permitirá visibilizar y resaltar la dedicación y compromiso de cada directiva de APR del Biobío. “Mucha gente de estos sectores sólo se preocupa de que el agua llegue a sus casas, pero no observan el enorme trabajo que hay que hacer para lograr eso. Las directivas nos constituimos sólo por compromiso y labor social, y muchas veces dejamos de lado compromisos personales para cumplir con el mantenimiento de la APR, estar junto a los operadores y, también, pensando a qué proyectos o ayuda podemos postular. Es algo complejo y que, quizás, se podrá entender con mayor involucramiento y dedicación de socios y personas en general”, recalcó Ortega. 

Cabe señalar que este FIC tiene una duración de 20 meses y también considera la participación de otros estudios colaborativos de la USS e Hibring, ya que el anhelo de las entidades asociadas es crear un nuevo plan de gestión administrativa y de transformación digital para las organizaciones que abastecen de agua potable a localidades rurales.

Adicionalmente, el proyecto “Transformación digital integrada de APR del Biobío” considera la ejecución de diplomado para todos los integrantes de las directivas de comités que pasaron por el proceso de acompañamiento y facilitación de soporte técnico calificado. Se trata de una oferta de especialización inédita, que se llevará a cabo en 2023, y que tendrá la certificación de la Universidad San Sebastián.

Cargando más noticias...