Cerrar Publicidad (10s)

En el contexto de las bajas temperaturas pronosticadas para gran parte del país, tras el paso del sistema frontal, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) y el Ministerio de Energía, recordaron la importancia de adoptar medidas de autocuidado al utilizar las estufas como medio de calefacción y prevenir situaciones de riesgo como fugas de gas o presencia de monóxido de carbono en el ambiente.

Las autoridades señalaron, entre otros consejos, que los artefactos a parafina deben ser encendidos y apagados fuera de casa, salvo que posean un sistema automático, lo que debe estar indicado por el fabricante en el manual. En el caso de los equipos a gas hay que verificar la fecha de vencimiento del regulador y el flexible, los que deben estar en buen estado y poseer el SELLO SEC vigente. 

Estas estufas no deben estar expuestas a corrientes de aire directas ya que podría generar que la llama se apague, junto con la importancia de verificar durante su uso que el color de esta sea azul. Si esta es intermitente o de otro color, podría ser un síntoma de mal funcionamiento.

También las familias deben adoptar medidas que permitan una correcta ventilación de los espacios en las viviendas mientras las estufas a gas o kerosene esté en operación, reiterando que no se recomienda ubicarlas en baños, dormitorios o cocinas. Si la opción es usar estufas eléctricas, estas deben contar con SELLO SEC, no sobrecargar alargadores –o “zapatillas”– y no deben utilizarse en baños.

La Seremi de Energía del Biobío, Daniela Espinoza, indicó que “en el invierno, y particularmente ante las bajas temperaturas como las pronosticadas para varias regiones del país, el uso de elementos de calefacción aumenta. Por ello, es clave que las familias tomen las medidas que ayuden a reducir situaciones de riesgo como fugas de gas o presencia de monóxido de carbono”.

Por su parte, el Director Regional de SEC Biobío, Manuel Cartagena, señaló que “el monóxido de carbono se genera durante la combustión y es un gas venenoso, imperceptible, invisible, sin olor y silencioso, que puede generar síntomas, en caso de intoxicación, como dolores de cabeza, mareos, náuseas, debilitamiento general e incluso la muerte”.

CORRECTA MANTENCIÓN

Desde la SEC resaltaron que los artefactos que ya estén operando en los hogares deben someterse a revisiones para verificar su correcto funcionamiento, lo que puede realizarse con el servicio técnico de cada marca o con personal autorizado. En el caso de las instalaciones interiores de gas, estas también deben estar en buen estado y toda reparación o modificación debe efectuarla alguien que cuente con la autorización correspondiente.

Si las familias requieren comprar una estufa nueva, el llamado es a adquirirla en el comercio establecido y verificar que tenga en un lugar visible y de fácil lectura su respectivo SELLO SEC, distintivo que acredita que ha sido sometido a pruebas para un uso seguro en las viviendas.

En caso de requerir conectar un cilindro de gas a una estufa, no se debe retirar el sello de seguridad con elementos cortantes, como cuchillos o tijeras, ya que podría dañar la válvula. Tampoco se debe posicionar el cilindro, durante su uso, en posición horizontal.

Cargando más noticias...