Cerrar Publicidad (10s)

Un total de dos viviendas con agua que ingresó a los inmuebles y otras siete con anegamiento en los patios y que fue combatido en un trabajo colaborativo con Bomberos, además de cuatro casas en que hubo deslizamiento de tierra desde el cerro Manquimávida, fue parte de los daños ocasionados por el último temporal de viento y lluvia que afectó a la zona y en particular a la comuna de Chiguayante.

Los equipos de Emergencia y de Asistencia Social, de las Direcciones de Protección Civil, Aseo y Ornato, además de la Dideco de la Municipalidad de Chiguayante, junto a voluntarios de las 3 compañías de Bomberos, acudieron a los distintos llamados de los vecinos por los riesgos que estaban implicando las precipitaciones.

Otra de las situaciones complejas fue en calle O’Higgins, a la altura del Valle La Piedra, donde equipos municipales tuvieron que cortar el tránsito vehicular, por la gran cantidad de agua en la vía, lo que implicaba que pudiera ingresar a viviendas.

El director de Protección Civil, Sixto Bustamante, explicó que hubo numerosos llamados una vez que pasó el grueso del temporal.

"Debimos suspender el tránsito por casi tres horas y redireccionarlo, para evitar que el agua ingresara a las viviendas. Además, estamos acudiendo a una serie de llamados de nuestros vecinos, principalmente de los sectores de borde cerro, por el escurrimiento de agua que termina afectando los patios de las casas", valoró Bustamante.

Ahora, los equipos se encuentran prestando ayuda a quienes se vieron afectados en sus patios por desprendimientos menores del cerro, evaluando la poda de árboles y el retiro de la tierra acumulada.

En las últimas 24 horas precipitaron 34 milímetros de agua, lo que significa que ya estamos sin déficit de agua en la zona. Según la información de meteorología, en lo que va del año van 565 mm de precipitaciones.

Cargando más noticias...