Cerrar Publicidad (10s)

A sus 18 años y en plena pandemia, Daniel se dio cuenta que su pasión era amasar y vender pan para ayudar a sustentar a su familia. “Mi mayor sueño es poder darle la panadería a mi mamá”, indicó el joven.

Daniel es un joven brasileño que actualmente, hace y vende pan junto a su madre, Marilza, de 53 años.

Razoes Para Acreditar, indicó que como las panaderías estuvieron durante mucho tiempo cerradas, ambos se dieron cuenta que la única forma que tenían para acceder a él era hacerlo por su cuenta.

En ese entonces, su madre estaba sin trabajo. Por ello, él se dedicó a ayudarla para vender el pan que hacían juntos. Poco a poco, su negocio familiar comenzó a crecer. Madre e hijo se dieron cuenta que se trataba de un emprendimiento que debían continuar.

@meninodopao
@meninodopao

Actualmente, Daniel sale todos los días a la calle a las cinco de la madrugada para vender sus panes en una carretilla. Además, ayuda a su madre en la elaboración del pan, así como también en la limpieza y el lavado de los implementos que ocupan. Incluso, le creó un perfil en Instagram.

El padre de Daniel tiene 73 años y está jubilado. Por ello, el joven tiene en su mente poder abrir una panadería para ayudar a sus progenitores. “Mi mayor sueño es poder darle la panadería a mi mamá, para que ella pueda hacer lo que le gusta”, afirmó el emprendedor muchacho.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Etiquetas:
Cargando más noticias...