Cerrar Publicidad (10s)

Cuatro días después de haber sido brutalmente atacada con puñaladas en las inmediaciones de una clínica de Las Condes, la enfermera Pola Álvarez fue dada de alta.

La trabajadora, de 32 años, pudo regresar a su hogar justo un día antes del cumpleaños de su hijo de siete años. El padre de la mujer contó que “ella se siente muy afortunada de poder estar en el cumpleaños de su hijo. Eso era lo que más le complicaba mientras estaba internada, porque lo tenía preparado”.

En conversación con LUN, la enfermera compartió su emoción. “Cuando me dieron el alta médica fue la sensación más hermosa que pude tener, por mis dos hijos. Sentí emoción, alegría, felicidad. Muchas sensaciones positivas”.

También se refirió al ataque que sufrió. Señaló que “me sentí muy vulnerada, pero soy joven y fuerte y voy a salir de esto. Voy a seguir adelante”. Sostuvo que “tengo muchísimas ganas de vivir, darle con todo para adelante, estar más fuerte que nunca”.

Cabe recordar que los dos imputados por el ataque fueron identificados como Patricia Henríquez y Enrique Hanson, quienes permanecerán en prisión preventiva durante los 90 días que dure la investigación.

Cargando más noticias...