Cerrar Publicidad (10s)

El Colegio Bicentenario República del Brasil, de Concepción, denunció una pérdida de múltiples computadores, tablets y otros equipos electrónicos. La falta de dichas especies, avaluadas en 35 millones de pesos, quedaron al descubierto cuando los funcionarios volvieron al establecimiento tras la toma que realizaron los estudiantes a mediados de junio.

Desde el colegio informaron a la comunidad educativa que al retomar sus funciones el pasado martes, “cada funcionario informó las condiciones de su lugar de trabajo, artículos, equipos faltantes y situaciones anómalas”. Tras ello, detectaron que durante la toma hubo acceso a las llaves de la mayoría de las dependencias del establecimiento, incluyendo oficinas de secretaría, inspectoría, comedores, laboratorios, enfermería, entre otras.

Lee también: Vecinos de Collao manifiestan temor y preocupación por Superclásico en Estadio Ester Roa

Se indicó que hubo en varios computadores “se eliminó información importante, confidencial de los estudiantes, información personal de los funcionarios e ingreso a páginas pornográficas”. Entre las pérdidas que denunció el colegio hay decenas de computadores, proyectores, tablets, parlantes y otras especies.

Dino Olivieri, director del Colegio Bicentenario República del Brasil señaló que “estuvimos con el recinto en toma, persiguiendo demandas que los alumnos consideraban justas para sus necesidades, como el tema de la calefacción que se va a solucionar”. Añadió que, “lamentablemente, tuvimos una importante pérdida de computadores, materiales, instrumentos musicales, datos, entre otras cosas. Nosotros regresamos el martes 28 y la toma había comenzado el día 15 de este mes”.

Finalmente indicó que, "por ley nos corresponde hacer la denuncia respectiva en Carabineros de Chile. El avalúo de las especies supera los 35 millones de pesos, de acuerdo al inventario". Revisa a continuación parte de los detalles del comunicado que publicó el Colegio Brasil.

Versión de estudiantes

El vicepresidente del Centro de Estudiantes del Colegio Brasil, Felipe Arce, indicó que "la toma se hizo, ya que cuando entramos al centro estudiantil vimos que habían demandas desde hace muchos años. Lo más importante, el tema de la calefacción e infraestructura. Estudiamos en condiciones muy precarias, el Colegio Brasil no cumple. Quisimos ejercer presión a las instituciones de la educación pública para solucionar estos problemas, darnos una respuesta clara y concisa de cuanto se emitirán esas soluciones.

Respecto a la pérdida de especies que informó el liceo a través de un comunicado, en donde se indicó que fue tras la toma, el vocero estudiantil señaló que “nadie nos asegura que no hubiera perdido ahí”. Manifestó que “hay muchas cosas que están perdidas desde antes. Nos están inculpando a nosotros”. Sostuvo que el colegio, “no debió publicarlo de esa manera, quedamos como como ladrones”.

Cargando más noticias...