Cerrar Publicidad (10s)

Los funcionarios del SAR de Hualpén anunciaron el inicio de un paro a partir de julio debido a problemas de financiamiento. Acusan que la falta de recursos provocaría, entre otras cosas, el despido de 10 a 12 trabajadores del lugar en total.

Un abrupto recorte en el financiamiento generó que se redujeran los turnos prácticamente a la mitad, lo cual significó menores sueldos.

Camila Neira, enfermera y representante de los funcionarios, afirmó que el jueves 23 de junio se reunieron con el alcalde Miguel Rivera para abordar esta problemática. La intención del encuentra era lograr contar con financiamiento para volver a tener turnos 24/7 en el establecimiento de salud.

"Nosotros manteníamos un convenio, a parte del SAR, por el tema de la pandemia que estábamos siendo financiados por el gobierno para mantenernos en función, pero desde el ministerio este dinero ya no seguía abasteciendo a la municipalidad", manifestó.

También puedes leer: asi mil nuevos casos Covid-19 se registraron en el Biobío: Concepción supera los mil contagios activos

De hecho, el alcalde de la comuna les comunicó, desde mayo, que se no podría financiar tanto personal en un futuro, en este caso, el mes de julio. De esta manera, deberían regresar al horario antiguo del SAR, es decir, de las 17:00 a las 08:00 horas.

"Quedamos trabajando una menor cantidad para el mismo número de atenciones que en realidad nunca ha bajado desde que partió la pandemia", declaró Camila.

En este sentido, el SAR de Hualpén funcionará al menos hasta el 30 de junio, dando inicio a la movilización el 1 de julio.

De momento, el alcalde Miguel Rivera mantendrá una reunión importante este martes para tratar el tema del financiamiento. Dicho encuentro también contará con la presencia de los representantes de los funcionarios del SAR.

Los trabajadores del establecimiento consideran primordial la continuidad del presupuesto y mantener la misma cantidad de funcionarios. Solo de esta manera podrían seguir trabajando como lo han hecho durante toda la pandemia del Covid-19.

Agresiones verbales

Al tener menor nivel de atención, las filas de espera se extendieron provocando que los pacientes agredan en algunos casos a los funcionarios.

"Ha sufrido un aumento de tiempo de espera en la comunidad, por lo que hemos llegado a un peak de 6 a 7 horas de espera en lo que, a consecuencia de esto, los pacientes se han puesto agresivos verbalmente con nuestros funcionarios", manifestó Camila.

De esta manera, una de las principales peticiones es mantener la continuidad y fluidez en la atención para que los pacientes no tengan grandes tiempos de espera.

Cargando más noticias...