Cerrar Publicidad (10s)

Con la Pandemia, tanto en Chile como en los lugares donde existió un real y prolongado confinamiento se ha visto un problema de violencia entre estudiantes primarios y secundarios por la vuelta a clases, el cual elevó los porcentajes existentes antes del Covid-19.

Ante esto, la Delegación Presidencial Provincial de Biobío, Junto a la Delegación Provincial de Educación, de Salud y el Servicio de Salud Biobío, se encuentran implementando una serie de acciones, entre las que destaca el establecimiento de una Mesa de Trabajo de Violencia en Contextos Educativos, y en donde se convocó a las 14 comunas que conforman el territorio.

En esta mesa de análisis, discusión y evaluación de acciones concretas, es indispensable la participación de todas las municipalidades correspondientes, los diferentes directivos y representantes de las unidades educativas, estudiantes, encargados de programa y profesionales del área psicosocial.

FOMENTAR LA VIDA SANA


La delegada Presidencial Paulina Purrán explicó que “uno de los ejes del Gobierno del Presidente Gabriel Boric es la infancia, es por eso que hemos elaborado un Plan de Acción para el abordaje de la violencia escolar, y que comprende un trabajo conjunto con las 14 municipalidades de la provincia de Biobío, en una gestión inédita de este tipo en nuestro territorio”.

“Somos sensibles ante el aumento de casos y la violencia entre menores, por lo que es necesario acompañar a la Comunidad Educativa para poner competencias al servicio del bienestar de los estudiantes y sus familias”, destacó la máxima autoridad provincial, agregando que “este plan consistirá en la prevención, detección y gestión de situaciones de violencia y acoso escolar (Bullying), y tiene como eje fundamental de acción el fomentar la cultura de la paz, estilos de vida sana y relaciones interpersonales respetuosas”.

BIENESTAR Y SALUD MENTAL


En tanto, la directora provincial de educación, Rosemarie Sánchez, comentó que “desde el ministerio entendemos que la violencia no es un tema único hacia la escuela, es por ello que hemos trabajado intersectorialmente para dar respuestas completas a un problema complejo. Estamos gestionando medidas que apuntan a la mejora de los ambientes escolares. La convivencia, el bienestar y la salud mental son prioridad, esa es la base para lograr el aprendizaje esperado”.

Asimismo, el delegado de la Seremi de Salud en la provincia de Biobío, Cristóbal Vidal, indicó que “como sector Salud acudimos inmediatamente al llamado de la delegada presidencial para abordar la violencia en los establecimientos educacionales, y donde la Pandemia tiene mucho que ver también. El reencuentro tras el confinamiento no fue fácil y este trabajo conlleva una coordinación donde además se firma un compromiso para abordar en conjunto el tema que tiene varias aristas. Nos comprometemos a seguir trabajando y evaluar resultados. Queremos que las aulas sean seguras para todos”.

TRABAJO CON MUNICIPIOS
El alcalde de Negrete, Alfredo Peña, tras la reunión, valoró que “estas alianzas son siempre positivas. Este convenio se está fortaleciendo y en ese sentido los municipios son la primera línea para recibir la información de las realidades, en el caso de la violencia escolar debemos abordarlo con seriedad y entregando herramientas a los profesores y la comunidad educativa en general”.

Igualmente, el alcalde de Cabrero, Mario Gierke, destacó que “los funcionarios de salud, policías y de gobierno están haciendo el esfuerzo y el trabajo, si todo ocurre como esperamos, si todos estamos comprometidos y si esto se realiza en todos los territorios, podremos lograr nuestros objetivos. Me parece excelente lo que acaba de ocurrir hoy, que esté nuestra delegada presidencial, las policías, los profesores, los apoderados y muy especialmente los estudiantes, es algo fundamental.

Cargando más noticias...