Cerrar Publicidad (10s)

Un equipo de 12 investigadoras e investigadores a bordo de la embarcación científica Sur-Austral del Centro COPAS se trasladó en mayo hasta el Golfo Almirante Montt, en Puerto Natales, Región de Magallanes, para iniciar la expedición Crucero GAM 2022.

Por un periodo de 10 días, el equipo muestreó el Golfo Almirante Montt (GAM) con el fin de estudiar y analizar las aguas de dicha zona. Estas se destacan por presentar condiciones naturales de hipoxia (poco oxígeno) y anoxia (ausencia de oxígeno) bajo cierta profundidad.

Lo que se busca es poder identificar los mecanismos físicos, químicos y biológicos que producen y mantienen dicha condición y sus fluctuaciones en los últimos 100 años. Además de las principales vías del metabolismo anaeróbico y la respuesta comunitaria, es decir, la adaptación o no adaptación de macroorganismos y microorganismos a esta condición.

El director del Centro COPAS Sur-Austral, Dr. Silvio Pantoja, explicó que, de acuerdo a lo que manejan, "el Golfo Almirante Montt es el único fiordo anóxico en toda la Patagonia chilena (...)".

De hecho, casi todas las cuencas de la Patagonia son oxigenadas, excepto el Golfo Almirante Montt, ya que sus aguas tienen bajos níveles de oxígeno.

Lo que llevó a los investigadores a fijarse en esa zona es la presencia de sedimentos laminados, materia orgánica e inorgánica depositada en el fondo marino que provee información sobre las condiciones del medio ambiente y de los organismos que han existido a través de la historia. 

Te puede interesar: Encuentran en una isla los restos del mayor dinosaurio carnívoro de Europa

Según explicó el Dr. Pantoja, la presencia de sedimentos laminados significa que "no hay organismos grandes que los perturben o mezclen, es posible visualizar capas de sedimento y esto indica que hay más de un suceso ocurriendo que permite su formación en láminas diferenciadoras".

"En algunos casos esos sucesos se refieren a los cambios de primavera-verano, o a la entrada de material terrestre, o mayor inundación durante el invierno. Necesitamos determinar por qué se produce esta condición de anoxia y qué tipo de metabolismo anaeróbico hay en esos sedimentos (...)", agregó.

Por su parte, la Dra. Fernández explicó que "existe la posibilidad de que este sea un fenómeno nuevo, en cuyo caso es necesario ponerle atención para preservar la diversidad y poder desarrollar una idea predictiva de hacia dónde va este fenómeno".

Para la investigación, se instaló equipos que permitieran obtener mediciones continuas de parámetros fisicoquímicos como temperatura, salinidad y oxígeno durante el periodo de muestreo. Estos estuvieron midiendo de forma independiente por aproximadamente una semana.

El Dr. Marcelo Gutiérrez, jefe científico de la expedición, señaló que además "se colectaron muestras de agua y sedimento superficial a diferentes profundidades".

Te puede interesar: Un avance para la ciencia en Chile: UdeC recibirá telescopio para observación astronómica desde el norte

Las muestras se estudiarán en laboratorio, analizando parámetros como nutrientes, materia orgánica, clorofila, fitoplancton; abundancia y diversidad de microorganismos. Además de virus y contaminantes, gases de efecto invernadero, etc.

Con ello se espera poder determinar los mecanismos por los que existe la condición de hipoxia y anoxia. Además de definir qué especies o microorganismos han sido capaces de sobrevivir en esas condiciones y de qué manera lo hacen.

A su vez, se harán estudios comparativos entre esta zona natural de bajo oxígeno con zonas que han desarrollado esta condición por factores externos.

Cargando más noticias...