Cerrar Publicidad (10s)

Para analizar los detalles de lo que será la licitación del estudio de ingeniería de detalle para el anteproyecto de la prolongación de la Costanera, desde Schaub hasta camino a Hualqui, se reunieron el alcalde, Antonio Rivas y el seremi de Obras Públicas, Hugo Cautivo, junto a profesionales de la Unidad de Macroproyectos del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

El estudio integral del tramo de 8,8 kilómetros, que será licitado el segundo semestre de este año, implica definir la ingeniería básica, el paisajismo y diseño urbano, las expropiaciones, el estudio de impacto ambiental, entre otros aspectos, en un plazo de tres años.  

Para el jefe comunal de Chiguayante en este estudio, la incorporación del río a la ciudad es esencial. “Debe ser un proyecto que permita incorporar el río Biobío a la comuna y creemos que es posible. Debemos recoger los anhelos de todos los sectores de nuestra comunidad, de tal manera que esta Costanera no se convierta en un muro que separe la comuna con el río, sino que efectivamente sea una obra que incorpore el Biobío a la ciudad”, acotó Antonio Rivas.

Planteamiento que también comparte el seremi de Obras Públicas, Hugo Cautivo. “Estamos dando los pasos iniciales de lo que será este estudio, pero también con un desafío enorme por parte del MOP, pues hemos tenido experiencias negativas con algunas costaneras en el país que han separado a los ciudadanos del río, un espacio que anhelan para ejercer actividades recreativas y de esparcimiento. Queremos que la Costanera que va a cruzar todo Chiguayante preste este servicio de poder seguir disfrutando del río y, además, paliar el tema de la congestión vehicular”.

El proyecto Costanera Chiguayante-Hualqui se trata de una iniciativa sustentable que contempla un eje vial de doble calzada con dos pistas por sentido, un puente y una estructura especial con paso inferior, ciclovías, pasarelas, aceras, entre otros elementos. En la zona borde río, se estudia instalar miradores, mobiliario y vegetación. La construcción de esta ruta implica una inversión estimada por sobre los 100 mil millones de pesos. 

Los beneficios esperados de esta etapa, son el mejoramiento de la conectividad entre Concepción y Chiguayante y la disminución en los tiempos de desplazamiento en los viajes de paso, así como los trayectos internos dentro de la comuna. Desde el punto de vista del desarrollo urbano y social, se destaca el mejoramiento de la actividad peatonal, generando espacios de tránsito, que permitan a la comunidad acercarse al borde río, rescatando el valor urbano que posee. 

Cabe indicar que este futuro tramo, se suma a los actualmente en ejecución que corresponden a la ampliación a cuatro calzadas de la Costanera hasta Lonco y la construcción del enlace O ́Higgins, las que debieran concluir durante el primer semestre del 2023. 

Cargando más noticias...