Cerrar Publicidad (10s)

El presidente ruso, Vladimir Putin, bromeó diciendo que tendría una conversación seria con Occidente sobre sus afirmaciones respecto a que él es el culpable de todo el caos económico sembrado por el conflicto en Ucrania y las paralizantes sanciones impuestas a Moscú.

La invasión rusa de Ucrania ha dejado miles de muertos y ha desplazado a 14 millones de personas, mientras que el intento de Occidente de aislar a Rusia como castigo y el bloqueo por parte de Moscú de los envíos de grano desde los puertos ucranianos del Mar Negro han disparado el precio del crudo, el gas natural, los cereales, el aceite y los fertilizantes.

En una reunión televisada en el balneario de Sochi, en el Mar Negro, Putin dijo al presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, que la economía rusa va bien, a pesar de las sanciones occidentales.

Lee también Alcalde paraguayo murió tras ser atacado a tiros: Estuvo grave por cinco días

Lukashenko indicó que las sanciones dieron a ambos países el impulso necesario para centrarse en el autodesarrollo y que las élites de Occidente se engañan sobre las causas de sus problemas económicos.

"En cuanto a la economía, hay que darles las gracias (a Occidente) porque nos han dado un gran impulso a nuestro propio desarrollo", expresó Lukashenko a Putin, que sonrió y asintió.

"Lo que ocurre allí es que realmente le han subestimado leyendo a sus propios medios de comunicación. Tienen inflación, pero la verdad es que 'la culpa es de Putin', 'la culpa de todo es de Putin'", sostuvo Lukashenko.

Putin frunció los labios y asintió.

"Tendremos una charla seria con ellos", señaló Putin con una sonrisa forzada.

Lukashenko se rió y dijo "sí".

Síguenos en Sabes Mundo para más noticias internacionales.

Cargando más noticias...