Cerrar Publicidad (10s)

El mandatario Gabriel Boric recordó una particular historia concerniente a su vida como dirigente estudiantil tras visitar esta mañana la cripta de Arturo Prat.

El comandante en jefe de la Armada, Juan Andrés De La Maza, guio al presidente por la tumba de los Héroes de Iquique. Durante el recorrido le relató algunos datos históricos que el jefe de Estado escuchó atentamente.

"El sargento Aldea era chillanejo. Muchos de los tripulantes de los dos buques no eran de Santiago, eran de todo Chile. Prat era de Ninhue", indicó el oficial.

En ese momento, Gabriel Boric recordó que "el billete de 10 mil pesos, que tiene la cara de Arturo Prat, en la parte de atrás antes estaba el pueblo de Ninhue. Eso no sé por decisión de quién se cambió hace poco".

"Para el terremoto de 2010 yo trabajaba en la FECH, la Federación de Estudiantes de la (Universidad de) Chile, y nos tocó ir con la (ahora) ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, a una avanzada para ver en qué podíamos colaborar en trabajos voluntarios y fuimos a Ninhue, que era un pueblo muy afectado, con muchas casas de adobe", relató el jefe de Estado.

También puedes leer: Apuñalan a hombre a escasas cuadras del desfile en conmemoración de las Glorias Navales

Agregó que los habitantes "estaban profundamente dolidos, porque se había decidido retirar el recuerdo del lugar de nacimiento de Prat".

"No me acuerdo… ¿alguien tiene un billete de 10 lucas? ¿qué es lo que hay atrás ahora?", preguntó el mandatario en el lugar. Uno de los presentes, entre carcajadas, le contestó "pura tarjeta de crédito".

De esta manera, un integrante de la armada le pasó un billete de 10 mil pesos, de modo que el presidente pudo confirmar que se sigue mostrando el glaciar Stoppaní.

El año 2010 se lanzó una nueva familia de billetes que comenzaron a circular ese mismo año. Por aquella época, el líder del Banco Central, Vittorio Corbo, tomó la decisión de renovar los billetes para celebrar el Bicentenario. Asimismo, se cambió con el fin de aumentar las herramientas de seguridad al portador como un nuevo polímero, mejores impresiones y ventanas transparentes.

Igualmente, cada uno de los billetes cuenta con su propio largo, además de una superficie táctil. Dichas mejoras facilitan la identificación de sus valores para la población con discapacidad visual.

El exdirector del Museo Nacional de Bellas Artes, Milán Ivelic, planteó que los billetes tengan imágenes de parques nacionales para darle identidad al territorio. Sin embargo, se conservó el retrato de las figuras nacionales e incluso se agregaron especies nativas del país.

Cargando más noticias...